Facebook Twitter Google +1     Admin

Goleada del Campillo ante un desfondado Campofrío

Salvi (3), José Mari (2) y Víctor (1) firman un triunfo que pudo ser de escándalo · Los salvocheanos recuperan la tercera plaza

EL CAMPILLO. El Campillo se alzó el domingo con una justa y contundente victoria (quizás corta por lo presenciado a los largo de los 87 minutos que duró la contienda) ante un rival que no llegó a inquietar en ningún momento el resultado del partido, porque el Campofrío se presentó en el Municipal Francisco Valero Rojas, simplemente, con la idea de no salir goleado. Cosa que consiguió mientras le duraron la fuerzas, al mismo tiempo que era ayudado por las imprecisiones rematadoras locales. El triunfo reinstala a los salvocheanos en la tercera plaza que le arrebató la jornada antes el Repilado, que pinchó esta vez.

A pesar de la claridad en el resultado, el partido tuvo dos mitades bien diferenciadas. En la primera en la que el dominio no se traducía en ventaja en el marcador y en la que se vio a un rival replegado pero muy correoso; las imprecisiones locales de cara al marco hacían creer al Campofrío en su sistema táctico. Por el contrario, se presenció una segunda parte en la que el equipo campillero se gustaba con jugadas trenzadas y ganaba de manera continua la espaldas a la zaga forastera. De haber aprovechado todas las ocasiones se hubiese registrado una goleada de auténtico escándalo.

Desde el pitido inicial se pudo ver la disposición táctica de los dos equipos: un cuadro local replegado en la zona adelantada con un 1-4-4-2 y que contaba con la ayuda del viento; y unos visitantes que dibujaban dos líneas de cinco por delante de su guardameta, con lo que dejaban claro a lo que se habían desplazado hasta tierras salvocheanas. Las ocasiones de gol no se hicieron esperar y, a cada instante, se presenciaban ataques de los de casa, que rondaban con peligro el portal defendido por Pedro. Destacaron dos acciones a balón parado, en los minutos 12 y 18, protagonizadas por Darío y Salvi. En esta última, la cruceta repelió el esférico cuando se cantaba el gol.

Era sólo cuestión de tiempo. El 1-0 se mascaba y, efectivamente, fue así en el 20’. Un potente lanzamiento de Darío es rechazado por Pedro, el balón llega hasta José Mari, cuyo disparo da en la base del poste, y Salvi aprovecha el rechace para agarrar un fuerte derechazo y convertirlo en el primer gol del encuentro. De aquí al final de los primeros 45 minutos se produjo un interminable carrusel de ocasiones que no fueron materializadas por los campilleros ante un Campofrío que se defendía con uñas y dientes sin prodigarse hacia el arco defendido por Palma. Su único tiro entre los tres palos se produjo en el 43’ y fue atajado con solvencia por el cancerbero local.

La segunda mitad fue otra historia. Los locales desplegaron un mejor fútbol e hilvanaron buenas jugadas que acabaron de sacar a los entrenados por Domingo del partido. Con constantes cambios de orientación y con la espalda de la retaguardia rival como objetivo, desbordaban una y otra vez los arietes adiestrados por José María Coronado, que, de haber tenido una tarde acertada, hubieran humillado a un oponente que había bajado los brazos (fundidos físicamente) y que se encontraba a la total merced de los campilleros. De esta forma empezó a caer el rosario de goles hasta llegar al definitivo 6-0.

Los salvocheanos ampliaron su ventaja al minuto de la reanudación. Salvi agarra un testarazo que supera a un Pedro adelantado. Con este gol salió el Campofrío del encuentro y se sucedían las ocasiones. En el 52’, una colada de José Mari hasta la cocina con pase de la muerte incluido habilitó a Víctor para llevar a las redes el 3-0. Once minutos después (63’), el cuarto, en un buen pase en profundidad de Jero que es culminado por Salvi al ganar en velocidad a los dos centrales. Era el tercero de su cuenta particular.

El envite se hacía muy entretenido porque la fluidez del juego se traducía en un torrente de jugadas y oportunidades locales ante un conjunto que, falto de capacidad física, se limitaba a verlas venir y se defendía como podía. Faltaban por llegar los goles de José Mari (hasta el momento la mala fortuna no le había dejado mojar y se tenía que contentar con dos palos y un travesaño, además de dos asistencias). Así, en el 74’. una perfecta acción por el centro de la zaga es finalizada por el ariete arucitano en un mano a mano con el portero, al que bate por bajo (5-0). Nueve minutos después (83’) firmó el definitivo 6-0 cuando, con habilidad, picó la pelota por encima ante la salida de Pedro.

CAMPILLO-CAMPOFRÍO: 6-0

CAMPILLO: Palma, Enrique (Jorge, 69’), Fernando Pineda, Basilio, Darío, Jero, José Mari, Cabanillas (Justo, 69’), Sergio (Liberto, 58’), Salvi y Víctor.

CAMPOFRÍO: Pedro, Paco, Carrión, Ale, Baquero, Fili (David, 22’), Mario, Juan, Juanfran (Liri, 84’), Chorlo y Francis.

Árbitro: Márquez García, auxiliado por Navarro Rodríguez y Márquez Valiente. Bien, a pesar de que la indisposición de su línea Navarro Rodríguez le tuviese toda la segunda mitad con un solo asistente. Recortó el final del partido en tres minutos. Amonestó al campillero Liberto (64’); y a los foráneos Fili (12’) y Ale (63’).

Goles: 1-0, Salvi (20’). 2-0. Salvi (46’). 3-0. Víctor (52’). 4-0, Salvi (63’). 5-0, José Mari (74’). 6-0, José Mari (83’).

Incidencias: Floja entrada en el Francisco Valero Rojas.

F. Javier Sánchez Rubio / Huelva Información

Jueves, 16 de Febrero de 2012 15:45. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris