Facebook Twitter Google +1     Admin

El Campillo se sube al tren de los elegidos

20110103234839-alongarvi-juan-antonio-se-topa-con-alberto.jpg

Los mineros hacen los deberes ante un débil Higuera y acarician los puestos que otorgan el billete para disputar la fase de ascenso

EL CAMPILLO. El Campillo se sube al tren de los elegidos. Ganó ayer 3-1 al Higuera, colista con cero puntos, en el Francisco Valero Rojas en un encuentro que ya fue aplazado hasta en dos ocasiones en el feudo serrano a causa de las fuertes lluvias y se coló en el grupo de la cabeza. Tras un arranque irregular, es ya quinto con los mismos puntos que el cuarto, el Zalamea, rival al que los de Paco Marmesá ya superaron por 0-1 en el Perea Anta. Seis jornadas consecutivas sin perder (cinco triunfos y un empate en el complicado campo del Encinasola) han servido para enderezar el rumbo.

No obstante, no fue fácil. Si bien la afición local, ante la manifiesta debilidad de un conjunto que aún no ha estrenado su casillero de puntos y que había encajado hasta la fecha 44 goles (47 con los tres de ayer), daba por hecha la victoria, pronto el Higuera se encargó de neutralizar esa euforia. Juan, en el minuto 7, ponía un nudo en la garganta de los campilleros al superar a Manuel David de tiro cruzado. Era el 0-1, transformado mientras el central Raúl se dolía en la banda tras un encontronazo con un contrario. Tocaba remontar.

Los locales no decayeron. Controlaban el esférico con paciencia, a la espera de hallar la vía del gol. Mientras, el Higuera se limitaba a defenderse de las acometidas campilleras. Y lo hacía con orden, lo que obligaba a los mineros a intentarlo, una y otra vez, con tiros desde la frontal, como el de Dani Rachón en el 18’, que Alberto ataja no sin apuros. Ningún ariete estuvo atento al rechace. La igualada pudo llegar en el 28’, en un remate en plancha de Juan Antonio, a centro del omnipresente Víctor Vizcaíno, que se marchó a la derecha del marco serrano por milímetros.

Parecía cuestión de tiempo que se restableciera el equilibrio en el marcador. De hecho, esto habría ocurrido si el auxiliar no hubiera levantado el banderín cuando Javier Vespasiano batía de tiro raso a Alberto (29’), o cuando el cancerbero visitante se traga un envío de Raúl que Emilio, que entraba desde atrás, no acertó a enganchar con la cabeza (30’). Dos tantos anulados por supuestos fueras de juego. El primero, más claro que el segundo.

Sin embargo, la jugada más polémica acaecería cinco minutos después. Juan Antonio es derribado en la medular por dos rivales, el colegiado aplica la ley de la ventaja y Javi Vespasiano se dirige directo a la portería. El lateral Javi lo agarra por detrás y el de Traslasierra cae en el borde del área. El árbitro sanciona la acción con falta y amarilla, lo que despertó la ira de la grada, que pedía la roja al tratarse del último hombre. Víctor Vizcaíno, muy peligroso a balón parado, acarició la cruceta. Con algún remate más de Juan Antonio, Javier Vespasiano o Dani Rachón se alcanzaría el descanso. El Higuera, desde el gol, no había vuelto a disparar entre los tres palos.

Poco cambió el escenario tras la reanudación. El Campillo, aunque, quizás, falto de mordiente, era el dueño y señor del partido. Las diferencias, en términos de calidad, entre ambos equipos se hacían cada vez más notorias. Así, Juan Antonio, en el 50’, pudo abrir la lata, pero, incomprensiblemente, con el meta ya rendido, mandó el esférico al larguero. De igual modo, en el 59’, Javier Vespasiano se adentra hasta la cocina por el flanco izquierdo y lanza un centro chut que se topa con la madera. El rechace cae en las botas de Juan Antonio, que controla en el área pequeña y se encuentra, esta vez, con el cancerbero. Se entretuvo demasiado y permitió a Alberto recuperar la verticalidad.

Segundos después un potente trallazo de Emilio se estrellaba en la cruceta. Se olía el gol del empate. Y llegó, en el 66’, cómo no, con la firma de la testa del veterano Juan Antonio (toda una garantía en el juego aéreo), que puso lejos del alcance del arquero higuereño un preciso centro del incombustible Liberto desde la izquierda. Quedaba mucho tiempo por delante y todo indicaba que al Higuera, inoperante en ataque, se le iba a hacer muy largo lo que restaba de la contienda.

Emilio, en el 71’, estuvo cerca del 2-1, el mismo que tuvo en sus botas el zaguero Raúl, al cazar un despeje de Alberto en el área pequeña. Su tiro, para sorpresa de los presentes, se fue por encima del travesaño. Era un milagro que los serranos mantuvieran las tablas y esta situación se acabó en el 76’, cuando Víctor Vizcaíno, de falta y con ayuda de la barrera, quitó las telarañas de la escuadra. El Campillo se ponía por delante y ya nada le privaría de los puntos.

El tramo final sería un monólogo ofensivo de los de Paco Marmesá frente a una escuadra serrana sin capacidad de reacción, menos aún después de que, en el 84’, Edu respondiera a la provocación de Juan Antonio (a éste no le vio el árbitro) y viera la roja directa. Una inferioridad numérica que Emilio, en el 85’, aprovecharía para anotar el tercero de la tarde al culminar, a placer, una buena jugada del correoso Dani Rachón por la banda derecha.

Campillo

3

Higuera

1

Campillo:

Manuel David, Fernando Pineda (Basilio, 71’), Raúl, José Real, Liberto (Tetina, 89’), Jero, Víctor Vizcaíno, Dani Rachón, Javier Vespasiano (Pinilla, 77’), Juan Antonio y Emilio.

Higuera:

Alberto, Javi (Carlos, 52’) (Luis Bustamante, 73’), Félix (Pablo, 73’), Omar, Mario, Sergio, Juan, Moi, Luis Suárez (Edu, 65’), Mindre y Álvaro (Enmanuel, 52’).

Goles:

0-1, Juan (7’). 1-1, Juan Antonio (66’). 2-1, Víctor Vizcaíno (76’). 3-1, Emilio (85’).

Árbitro:

Rogelio Pérez Marín, auxiliado en las bandas por José Javier Macías Rufo y Lorenzo Barrero Caro. Bien, en líneas generales. Demasiado permisivo con las entradas del Higuera en la primera mitad. Roja directa al visitante Edu (84’). Amonestó a los locales José Real, Raúl, Liberto, Dani Rachón y Basilio (92’); y a los visitantes Javi, Félix, Álvaro y Mindre.

Incidencias:

Partido disputado en el Francisco Valero Rojas de El Campillo después de que fuera aplazado hasta en dos ocasiones en el feudo del Higuera. Buena entrada de público en una tarde fría.

Lunes, 03 de Enero de 2011 23:40. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris