Facebook Twitter Google +1     Admin

Keko frena la progresión del Campillo

El cancerbero del Santa Olalla se erigió en el héroe del partido · Detuvo un penalti y sacó una mano providencial en el 94’ que mantiene a los mineros a las puertas de la fase de ascenso

SANTA OLALLA DEL CALA. Keko frenó ayer la progresión del Campillo. El cancerbero del Santa Olalla se erigió en el héroe del partido (paró un penalti y sacó varias manoplas providenciales) y salvó un punto para los suyos en un duelo en el que los mineros dispusieron de un jugador más durante toda la segunda mitad, como consecuencia de la expulsión de Fran Caballero. Fueron los de Paco Marmesá los que más méritos hicieron sobre el impracticable albero  del Municipal ponciano, aunque, si bien es cierto, el envite fue frío, flojo y carente de ocasiones y espectáculo. Unas notas que lo condenaron a un empate que evita un nuevo salto de los blanquiazules en sus aspiraciones de ascenso. Son quintos con los mismos puntos que Cerreño (cuarto) y Riotinto (sexto) y uno más que el Zalamea (séptimo). De  ganar, se habría colocado tercero, después de que el Repilado-Valverde fuera aplazado.

Ya en el minuto 4 se vio quién iba a ser el que llevaría la voz cantante. Javier Vespasiano remataba de cabeza un centro medido de Dani Rachón. El cuero se marchaba por encima del travesaño. El partido se disputaba en el centro del campo, las llegadas al área eran escasas. Nadie inquietaba a los cancerberos, en especial, al minero, un mero espectador de un duelo insulso. No fue hasta el minuto 25 cuando se prodigarían de nuevo los campilleros en ataque. Emilio se topaba con Keko, que empezaba a cimentar lo que sería una verdadera exhibición.

Los minutos pasaban y nada se movía en el marcador. Ni siquiera en el minuto 44, cuando Víctor Vizcaíno controla un balón en el área y es derribado por el zaguero santaolallero Fran Caballero. El árbitro señala el punto fatídico y muestra la segunda cartulina amarilla al defensa, que dejaba a los suyos con diez. El contexto era inmejorable para los intereses de los hombres de Paco Marmesá. Pero Keko adivinó la intención de Víctor Vizcaíno y detuvo el lanzamiento desde los once metros. El arquero mantenía vivo al Santa Olalla.

Con el 0-0 se dirigieron los jugadores a los vestuarios. Quedaban 45 minutos por delante y el Campillo partía como claro favorito al triunfo, por calidad, experiencia y efectivos sobre el terreno. Pero las agujas del reloj seguían su curso y el crono empezaba a soplar en contra de los visitantes, que no terminaban de hallar el camino del gol. En el minuto 66, Rubén 'Coqui', que entraba desde atrás, por el flanco derecho, no acierta a alojar en la red un preciso envío de Javier Vespasiano. Su tiro se fue alto. Todo pudo cambiar en el 81', pero el cabezazo de Víctor Vizcaíno, a centro de José Real, lo saca Joselu bajo palos en la única ocasión en la que el veterano riotinteño superó a Keko.

No era el día de los mineros, que, incluso, pudieron perder si en el 93' Peneque hubiera afinado mejor su puntería. La vaselina con la que el santaolallero salvó la salida de Manuel David, se marchó desviada, cerca del poste. Habría sido injusto que el conjunto serrano se quedara con los tres puntos en litigio, pues no hizo nada para merecerlos. Más cerca estuvo de la victoria, no obstante, el Campillo. Y es que en el 94', Víctor Vizcaíno quemaba el último cartucho. Lanza una falta, cometida sobre él mismo, y Keko, su pesadilla, con una estirada colosal, saca el esférico cuando ya se colaba pegado a la cepa del palo izquierdo.

Lunes, 10 de Enero de 2011 09:59. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris