Facebook Twitter Google +1     Admin

Un pequeño gran paso

El Campillo firma un valioso empate en Beas en una jornada en la que le sonríen las derrotas de Alosno y Valverde

BEAS. Un pasito más. El Campillo firmó el pasado domingo un valioso empate (1-1) en el campo del Beas que le refuerza como candidato a la disputa de las eliminatorias de ascenso a Regional Preferente. Y es que el punto cosechado vino acompañado de un contexto propicio, el de una jornada en la que le sonrieron las derrotas de dos de sus principales competidores, el Alosno, segundo, que pinchó 2-1 en el feudo del Repilado; y el Valverde, que cayó 1-2 ante el Cerreño. Los de José María Coronado, con 33 puntos, siguen terceros, pero algo más cerca del cuadro alosnero (34 puntos, aunque con un partido menos).

El partido no fue para enmarcar. Pero los blanquiazules supieron jugar en un escenario adverso, con unas gradas repletas de aficionados, y hasta pudieron ganar si el colegiado no hubiera señalado el más que dudoso penalti que supuso el 1-0 a favor de las huestes adiestradas por el campillero Juan Carlos Romero Marmesá. No obstante, el Beas, por los argumentos expuestos sobre el rectángulo, quizás mereció algo más que unas tablas que no le sirven para arrimarse a los puestos de la cabeza. Salvi fue el responsable al poner de nuevo su nombre a la igualada minera.

Los de casa, necesitados de victorias, salieron decididos a acorralar a su oponente en su área. Hilvanaban rápidas combinaciones y abrían el juego a las bandas. En el minuto 15 avisaban: Roni sacaba una falta y Migue, en boca de gol, no consigue cabecear por milímetros. No sería hasta el minuto 20 cuando los visitantes se acercaron a las inmediaciones de Gálvez (muy serio durante todo el envite). José Mari logró rebasar la línea defensiva beasina, pero el meta local atajó sin excesivos problemas. Casi de inmediato, Javi se escapa por la derecha, llega hasta la línea de fondo y es Juanma el que no consigue acertar con la testa.

El Beas tocaba, quería el cuero y, además, salía a la contra con claridad, mientras que el Campillo no lograba enlazar con Salvi y Víctor en la punta de ataque. Éstos intentaban conectar sin éxito los pocos balones largos que les buscaban. No obstante, los salvocheanos pudieron adelantarse en el marcador en el ocaso de la primera mitad. Pero el cancerbero Gálvez lo impidió con una doble intervención ante sendos cabezazos del nervense Salvi. Fue la oportunidad de mayor peligro construida por los mineros. Y con ella tomaron unos y otros el camino hacia los vestuarios.

Nada se movía con el paso del tiempo en el segundo periodo, hasta que en el minuto 65 Migue Hernández cae en el área del Campillo ante la presencia del veterano Israel y el árbitro, a instancias de su asistente, indica el punto fatídico. La decisión encrespó a los blanquiazules, que protestaron con fervor al trencilla al considerar que la infracción había sido inexistente. No hubo vuelta atrás del colegiado y el propio Migue Hernández transformó el penalti para adelantar a los suyos.

No tardó mucho en restablecerse el empate en el casillero. Cinco minutos después un semifallo de la zaga local en un saque de puerta que quedó demasiado corto fue aprovechado por Salvi para alojar el esférico en las mallas defendidas por Gálvez. La celebración del tanto derivo en la expulsión de tres hombres, dos de las filas del Beas y uno del bando visitante. Ahí murió el encuentro, que acabó con un punto en el zurrón salvocheano que sabe a triunfo a raíz de los resultados producidos en el resto de campos de la provincia. El Beas, por su parte, casi dice adiós a toda aspiración de colarse entre los cuatro primeros de la clasificación.

BEAS-CAMPILLO: 1-1

BEAS: Gálvez, Adrián, Parreño, Casto, Migue, Tomás (Cassano, 45’), Juanma (Tino 45’), Roni, Migue Hernández (Dani Gavino, 69’), Carlos y Javi.

CAMPILLO: Manuel David, Jorge, Daniel, Rubén, Israel, Liberto, José Mari, Justo, José Ángel (Emilio, 81’), Víctor y Salvi.

Goles: 1-0, Miguel Hernández (65’), de penalti. 1-1, Salvi (70’).

Árbitro: Mora Álvarez, asistido por Ramiro Granado y Rodríguez Riquelme. Bien hasta el minuto 70, cuando se le fue el partido de las manos. Expulsó con roja directa a los beasinos Adrián y Migue; y al campillero Víctor (los tres en el minuto 72). Mostró la tarjeta amarilla a los locales Casto, Juanma, Roni, Migue Hernández y Javi; y a los visitantes Daniel, Israel, Liberto y José Ángel.

Incidencias: Numerosa asistencia de público en el Municipal beasino.

Miércoles, 25 de Enero de 2012 14:28. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris