Facebook Twitter Google +1     Admin

Los trabajadores retiran su apoyo al proyecto de Emed

La plantilla se considera “engañada” tras conocer el despido de 4 empleados · El personal ve el inicio de un plan de recorte laboral para presionar a la Junta

CUENCA MINERA. “Nosotros ya no apoyamos el proyecto de Emed”. Con esa rotundidad se mostraron el pasado miércoles 6 de febrero los delegados sindicales de la empresa que promueve la explotación de las mina de Riotinto, Emed Tartessus. “Nos sentimos engañados y traicionados” por la compañía, apostilló uno de los delegados sindicales, Juan José Martínez. Esta es la reacción de los representantes laborales tras conocer el despido de cuatro trabajadores, lo que, a tenor de las declaraciones antes citadas de Martínez, constituye no sólo que la empresa prescinda de cuatro empleados, sino también la gota que colma el vaso de la confianza de la plantilla en el proyecto de Emed para la reapertura de las minas.

Los delegados sindicales ven en estos despidos el inicio de un plan de reducción de personal diseñado por Emed con el objetivo de presionar a la Junta de Andalucía para que le conceda los derechos mineros y el permiso de explotación. De ser así, el primer paso se produjo el día 6 con la rescisión del contrato del jefe de Seguridad, la responsable de Compras, una empleada del departamento de Relaciones Externas y una limpiadora. Son los cuatro empleados que se quedan en la calle y que pueden ser más si se confirma el vaticinio de la plantilla, que teme más despidos en un futuro a corto plazo. “Esto no acaba aquí”, vaticinó el delegado sindical, quien augura mayores recortes de una plantilla que, hasta ese instante, estaba formada por 46 personas.

La empresa justifica esta medida en la necesidad de reducir gastos y culpa de ello a la Administración por no haber concedido aún los derechos mineros para la explotación de la mina. Ésa es la versión que, según los delegados sindicales, trasladaron desde la dirección de la empresa, si bien tales argumentos no convencen a los representantes de la plantilla. “Esto es lo de siempre, lo que quieren es culpar a la Administración para chantajearla”, apostilló Martínez.

Al margen de que se consuman los planes de Emed, los cuatro despidos se unen, de momento, a la no contratación del personal que sería necesario para la puesta a punto de la explotación minera, que, según explicó recientemente la propia empresa, requiere de una inversión “cercana a los 100 millones de dólares y entre 6 y 8 meses de trabajo”. Emed Tartessus condicionó el inicio de estas labores a la obtención de los permisos pertinentes, incluyendo los derechos mineros, si bien el estado actual de la tramitación administrativa, pendiente ahora de la Autorización Ambiental Unificada (AAU), apunta a la necesidad de contratar más que de despedir.

Emed Tartessus afronta así la última fase de tramitación para la reapertura de las minas sin el apoyo de sus propios trabajadores, a quienes, además, se podrían sumar, si prosperan las intenciones de la plantilla, el conjunto de partidos políticos, empresarios y sindicatos de la Cuenca Minera de Riotinto, aglutinados en la Plataforma Pro Apertura de la Mina. “Si nos engañan a nosotros también pueden engañar a la Plataforma”, advirtió el delegado sindical, tras lo que anunció que “pediremos el apoyo” de los fuerzas políticas y del conjunto de la Plataforma. “Vamos a tomar todas las medidas necesarias”, añadió Martínez.

Otras empresas interesadas

La Junta amenazó con ofrecer los derechos a más compañías si Emed no cumplía en un mes

Los representantes de los trabajadores de Emed Tartessus no quisieron dar detalles sobre lo que significa el hecho de que la plantilla retire su apoyo al proyecto que lidera la filial de Emed Mining para la explotación de las minas de Riotinto. “Lo que significa es que nosotros ya no apoyamos el proyecto de Emed”, se limitaron a decir, hasta en tres ocasiones, tras ser preguntados sobre si la plantilla apoyaría entonces que las minas sean explotadas por otra compañía.

Los delegados sindicales no respondieron a ese interrogante, aunque la pregunta era obligada tras las advertencias que la Junta de Andalucía lanzó el pasado mes de noviembre. El delegado territorial de Economía y Empleo, Eduardo Manuel Muñoz, anunció que la Administración autonómica sacaría a concurso público los derechos mineros de Riotinto en caso de que Emed no contratara, en el plazo de un mes, un seguro de responsabilidad civil por valor de 180 millones de euros para salvaguardar la seguridad medioambiental.

En efecto, el concurso público permitiría que otras empresas optaran a los derechos mineros y el propio Muñoz afirmó que hay más compañías interesadas en ello. Esta posibilidad, que en cualquier caso necesitaría del acuerdo con Emed como propietaria de los terrenos, cobra más fuerza ahora por el hecho de que puede explicar la reacción de la plantilla al despido de cuatro trabajadores: “ya no apoyamos el proyecto de Emed”, señaló uno de los delegados sindicales, Juan José Martínez, junto a los otros dos, Juan Carlos Maniviesa y Juan Manuel Pérez.

Un mes después de que la Junta amenazase con sacar los derechos mineros a concurso público, Emed Tartessus presentó, en el último día de plazo, un recurso de alzada contra el requerimiento que la obligaba a contratar el seguro de responsabilidad civil, si bien otros 30 días después de aquello, a mediados del pasado mes de enero, la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo ya desestimó todas las alegaciones presentadas por Emed. Algo que obliga a la empresa a formalizar la póliza sí o sí, con independencia de que presente un recurso judicial al Tribunal de lo Contencioso Administrativo. No obstante, el propio consejero de Economía, Antonio Ávila, comunicó que la empresa ya ha anunciado la formalización de la póliza. El seguro de responsabilidad civil tiene como objetivo salvaguardar la seguridad medioambiental en caso de un hipotético accidente en las presas de estériles similar al que se produjo hace una década en Aznalcóllar.

PRECEDENTES

La empresa se comprometió a priorizar el empleo comarcal

El despido de los cuatro trabajadores de Emed Tartessus –todos de la provincia de Huelva y dos de ellos, concretamente, de Riotinto- se produce semanas después de que la empresa alcanzara un acuerdo con la Plataforma Pro Apertura de la Mina para repartir la mayor parte del empleo entre los siete municipios de la Cuenca Minera. En el documento, consensuado entre la propia compañía y los alcaldes, sindicatos y empresarios de la comarca, Emed se compromete a promover la cualificación de trabajadores y proveedores de la zona y a que el 60 por ciento de la plantilla, como mínimo, sea de la comarca.

El acuerdo social, bloqueado hasta que haya “constancia” de la póliza

El citado acuerdo alcanzado entre Emed y la Plataforma por la Apertura de la Mina, pendiente sólo de la firma, se encuentra bloqueado como consecuencia del recurso que la empresa presentó contra la contratación del seguro de responsabilidad civil para salvaguardar la seguridad medioambiental. Los alcaldes, sindicatos y empresarios de la zona optaron por aplazar la firma del documento hasta tener “constancia oficial” de que Emed ha formalizado la póliza que le exige la Junta. Fue la decisión de la Plataforma tras conocer que la Junta desestimó el recurso, aunque Emed comunicó que ha contratado el seguro.

Trabajadores se encerraron en 2012 en favor de las exigencias de Emed

La retirada del apoyo de los trabajadores de Emed al proyecto que lidera la filial de Emed Mining para la reapertura de las minas de Riotinto contrasta con el apoyo que los empleados de la empresa sí le brindaron a principios de 2012. Cinco trabajadores de Emed se encerraron en las instalaciones de la compañía para reclamar a la Junta de Andalucía la concesión inmediata de los derechos mineros a Emed. El encierro, que se produjo a escasos días de las pasadas Elecciones Autonómicas, fue apoyado públicamente por la dirección de la empresa, según recogió un medio de comunicación durante aquellas fechas.

La empresa, pendiente de obtener la Autorización Ambiental Unificada

Una vez desestimado su recurso contra la contratación del seguro de responsabilidad civil de 180 millones de euros por las presas de estériles, Emed Tartessus está ahora pendiente de la resolución de la Delegación de Medio Ambiente de la Junta sobre su solicitud de Autorización Ambiental Unificada (AAU), que podría estar lista durante este mes de febrero. La Administración autonómica dio el visto bueno, a mediados del año pasado, a la solicitud de la empresa para la concesión de la AAU, que ya ha pasado por el periodo de exposición pública y de presentación de alegaciones al proyecto presentado por Emed.

Víctor Pineda / El Periódico de Huelva

Jueves, 21 de Febrero de 2013 02:03. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris