Facebook Twitter Google +1     Admin

“Emed no tiene dinero, ni capacidad, ni va a cumplir con la Junta”

20130530012832-carlos-estevez.jpg

Con multitud de procesos penales a sus espaldas, amenaza con boicotear en los tribunales la transmisión de los derechos mineros a la propietaria de la mina · “Se trata de negociar”, afirma

Entrevista a Carlos Estévez de Javier Chaparro / Huelva Información

Carlos Estévez es una de las personas clave en el devenir de la Cuenca Minera de las últinas décadas y, en particular, de la mina de Riotinto. Primer director general de Minas de la Junta de Andalucía, presidente de la Empresa Nacional de Innovación (1990–93), director de Minas de Riotinto (MRT) en dos períodos (1995–1998 y 2001–2003) y miembro de su comisión liquidadora, impulsor del nacimiento del depósito de residuos de Nerva, empresario y asesor de varias compañías, este ingeniero madrileño colecciona demandas y querellas. Su penúltima pelea es con la multinacional Emed, a la que amenaza con boicotear la transmisión de los derechos mineros de Riotinto. Este es el resumen de más de tres horas de entrevista.

 

- Es difícil encontrar a alguien que hable bien de usted.

 

- Bueno, depende. Digamos que en el mundo profesional tengo bastante prestigio, lo que pasa es que he estado en el ojo del huracán de Riotinto. Hasta que no llegué a Riotinto nunca vi un juzgado. Fue tras mi salida de la empresa en 1999 cuando CCOO me mete dos denuncias por alzamiento de bienes, una de las cuales fue archivada y la otra juzgada, siendo declarado inocente. Es el problema de la judicialización de las peleas empresariales.

 

- Pero existen causas abiertas.

 

- Cierto, con Marc Rich, que es la matriz de Shorthorn, que es lo que está en el Juzgado nº 13 de Sevilla. Fue en 2006 cuando esta empresa lanzó contra un montón de gente lo que se llama una querella catalana, llamada así para paralizar procedimientos civiles, en este caso los que teníamos los accionistas españoles de Mantesur y Marc Rich, y que estaban ganando los primeros. Y así seguimos, intercambiándonos caricias.

 

- Por llamarlo de alguna forma.

 

- Esto es una cosa espectacular. A mí me acusan de todo porque soy el malo de la película, pero acusan en general a los accionistas de Mantesur de alzamiento de bienes y estafa por haberse llevado a su casa el dinero que le dieron para el proyecto.

 

- ¿Cuál fue el acuerdo entre Mantesur y Marc Rich?

 

- Mantesur compró en subasta los bienes de MRT en liquidación y llega a un acuerdo con Marc Rich, acuerdo en el sí participo como asesor y porque Marc Rich así lo solicita. Eso da paso a que empiece a venir dinero para arreglar la mina a cambio de que Marc Rich se lleve el mineral que se produjera a un precio determinado. El reparto del beneficio era un 70% para los operadores de la mina y un 30% para los señores de Marc Rich, más o menos.

 

- ¿Quiénes son los socios de Mantesur?

 

- Hay empresarios locales y alguna gente de Madrid, nadie famoso.

 

- ¿No hay nadie relacionado familiarmente con usted?

 

- Hay un cuñado de mi hermano, efectivamente. Dijo que quería participar en el tema y lo hizo.

 

- ¿Y este señor tiene alguna experiencia en minería?

 

- No tiene ninguna experiencia en minería, ninguna.

 

- ¿Y el dinero dónde está?

 

- El dinero no se lo han llevado a ningún sitio. Se trataba de un préstamo garantizado de Marc Rich a estos señores. Yo no soy accionista, sino asesor como conocedor de Riotinto y de todos estos rollos.

 

- ¿Y su cuñado y los demás socios de Mantesur, no son sus testaferros?

 

- Ellos no son mis testaferros. Yo soy un profesional que ha trabajado para ellos. Según la prensa, hasta Severiano López es testaferro mío porque los terrenos los habría comprado a través de terceros...

 

- ¿Y no hay estafa a Marc Rich?

 

- No. La estafa existe sólo si yo pido un préstamo a alguien y no tengo bienes para garantizar su devolución.

 

- ¿Los bienes fueron los activos de la mina y la cifra del préstamo 9 millones de euros?

 

- Sí. Como consecuencia del retraso en los permisos, porque la documentación fue presentada en 2004, los señores de Marc Rich se pusieron nerviosos e iniciaron un contencioso por el que un juzgado quitó a los accionistas españoles el control de Mantesur. Pero los españoles recurrieron y otro tribunal les dio la razón, devolviéndoles el control de la mina. Como necesitaban dinero llegaron a un acuerdo con Oxiana, que es la matriz de Emed. Este acuerdo consistía en la venta del 51% de las acciones a cambio del mantenimiento de la mina y de su puesta en marcha. Entretanto, Marc Rich vuelve a recurrir y la Audiencia de Sevilla les da la razón. Marc Rich vende luego, en 2008, su 49% a Emed por 135 millones de euros, divididos en 9 millones en acciones de Emed, unos sesenta y tantos millones a pagar a partir de que se abra la mina y el resto en comisiones sobre la venta del mineral. Conclusión: los estafados logran a cambio de 9 millones de euros 135 millones, tal cual se lo he explicado. Todo eso lo sabe desde hace un año el juzgado que lleva la querella.

 

- ¿Y el resultado?

 

- Bueno, la clave es saber si fue un préstamo o no. Resulta que hace menos de un mes fue uno de los principales responsables de Marc Rich a declarar, Ashwaht Mehra, (también consejero no ejecutivo de Emed) y a la primera pregunta que se le hace sobre era un préstamo responde: sí. A partir de ahí, nuestros abogados han pedido el archivo de todas las diligencias. No hay estafa porque el bien que avala ese préstamo lo cubre de sobra.

 

- Hay un informe de Deloitte que mantiene que esos millones han desaparecido.

 

- Ese informe fue contratado y presentado por Shorthorn, y nosotros lo hemos rebatido en su totalidad.

 

- Y también hay un informe de la Policía.

 

- También me lo he leído y dice que parece que hay gastos de difícil justificación por unos 140.000 euros, de facturas pequeñas. A la gente le asustan mucho los gastos de viaje, pero si vas a Londres, un hotel decente cuesta 300 euros la noche. Todo son gastos moderados porque yo soy un obseso con los gastos.

 

- Hay más procedimientos en su contra.

 

- El problema viene derivado de una dinámica en la que todo se embarra. Los bufetes de abogados de Marc Richt y Emed, que son muy de pelea, de marrullería y que para eso les pagan, se dedican a poner querellas y demandas. Actúan contra mí porque para ellos soy el jefe que ha urdido todo y todos los demás son una panda de esclavos a mis órdenes, cosa que evidentemente no es así.

 

- ¿No maneja usted los hilos de la comisión liquidadora de MRT?

 

- Es un juez de Valverde el que la nombra en el año 2000, cuando yo no tenía nada que ver con Riotinto.

 

- ¿Quién le nombra a usted?

 

- A mí me nombra la empresa MRT como su representante en la comisión cuando en 2001 entra un nuevo accionista. Tengo voz, pero no voto, y represento los intereses de la empresa en liquidación.

 

- Hay un informe de Deloitte en el que se afirma que falta dinero.

 

- Uno de los accionistas del periódico que ha publicado eso es Severiano López, dueño de Rumbo 5.0 y de los terrenos, y dentro del consejo de administración de ese periódico está un señor que es abogado de Shorthorn, ¿vale?. Cuando estaba peleado con Emed, ese periódico decía barbaridades de Emed y me hizo una entrevista para aprovechar mis conocimiento para atacar a Emed. Y ahora, como consecuencia de los problemas que ha tenido Tara Wales con la Justicia, decide pasar al ataque contra mí para chan-ta-je-ar-me. Con todas las sílabas, así de claro. Y de la misma forma se hackeó mi ordenador. Es decir, Carlitos, quítate de en medio o te vamos a dar hasta en el carné de identidad.

 

- ¿Y su respuesta cuál ha sido?

 

- Mi respuesta: a mí no me intimida nadie.

 

- Sus acusaciones son muy graves. ¿Va a presentar algún tipo de denuncia?

 

- No, sería una pérdida de tiempo. Si quieren denunciarme a mí no tengo ningún problema. Hay una serie de ataques directos contra mí: primero CCOO; con agresiones y demás y debimos protegernos; luego, Shorthorn, que si me he llevado no sé cuánto dinero... Todo, amenazas, con el objetivo de que Carlos Estévez acabe en la cárcel, como ha dicho ante testigos Harry Anagnostaras, consejero delegado de Emed. Ese es el objetivo, denuncia tras denuncia hasta meterme en la cárcel.

 

- Son 18 procedimientos en su contra.

 

- No, no, son seis o siete, nunca se ha llegado a tantas.

 

- Mi periódico las detalló en su momento.

 

- Es que, de verdad, soy incapaz de saber las que hay contra la comisión liquidadora, Mantesur... Se me ha acusado incluso de ser también el representante de Rumbo y Zeitung. De verdad que no me considero tan listo.

 

- Todo aquel que le conoce sí lo afirma y no me negará que usted mueve muchos hilos. En Mantesur figuran personas sin experiencia en minas vinculadas a usted.

 

- Algunos de los empresarios locales eran contratistas de Riotinto con experiencia en minería.

 

- ¿Elvira Álvarez no es su cuñada?

 

- Sí.

 

- ¿Y José Luis Álvarez no es hermano de su cuñada?

 

- Efectivamente.

 

- Ella es profesora y él fotógrafo.

 

- Ella es bióloga con una amplia experiencia en temas medioambientales.

 

- ¿Y su relación con la minería?

 

- Ella está muy relacionada con los temas medioambientales... Se lo explico muy claro. Cuando Riotinto va a entrar en liquidación, en 2003 o 2004, hay una serie de gente, empresarios locales y amigos míos de Madrid a los que les aviso de que esto puede ser un negocio si encuentran dinerito. Yo no lo tenía, que si lo hubiese tenido igual lo habría hecho yo. Nunca he sido rico aunque me acusen de haberme llevado 200 millones no sé de dónde.

 

- ¿Cómo se desarrolló el proceso de subasta de MRT?

 

- De forma absolutamente limpia y transparente, con anuncios en diarios de gran difusión nacional.

 

- ¿Y el precio de salida?

 

- La unidad industrial, que aglutinaba todos los equipos, salió por un mínimo de un millón de euros y con una carga de 40 millones por las cargas y pasivos ambientales. Nueve entidades recogieron la documentación y el día de la subasta en una notaría de Sevilla se presentan dos, Mantesur y un transportista local que trabaja con el vertedero de Nerva. Y también se presenta Ricardo Gallego y CCOO para que la subasta no se produzca, para impedirla, obligando al notario a llamar a la Policía para que desalojase a estos señores. Habíamos fijado que la adjudicación debía ser por un mínimo de 700.000 euros: el transportista ofertó 250.000 euros y Mantesur 730.000, que se adjudica la unidad industrial. El proceso de traspaso de la titularidad se desarrolla entre mayo y junio de 2004 y luego ya vinieron los problemas con la Junta para que diera los permisos y de Mantesur con Shorthorn-Marc Rich por la no puesta en marcha del proyecto. A partir de ahí, los líos y las bofetadas.

 

- Y a parte se produjo la subasta de los terrenos.

 

- Eso es otra historia. Antes de la liquidación, MRT tenía hipotecados una serie de terrenos con El Monte, que salieron a subasta antes de la liquidación, en febrero de 2004. Una parte se la queda García Carrión, en la parte de Nerva, y la parte de El Campillo se la queda Zeitung. Riotinto tenía también una carga de Hacienda, con una garantía hipotecaria sobre varias fincas, que también sale a subasta en diciembre de 2005. En la puja por estas fincas, contra Marc Rich, que controlaba Mantesur, se presenta Rumbo y un conocido empresario inmobiliario de Huelva. Las tres partes pujan por los bienes con un precio de salida de 700.000 euros y Rumbo se lleva la puja por 2,9 millones para sorpresa de los funcionarios de Hacienda, que nunca habían visto que un bien se multiplicase por cuatro... Al final, quedan tres zonas con un propietario cada una: Mantesur-Marc Rich y Rumbo, cada una con unas 1.200 hectáreas, y Zeitung, que apenas tenía cien hectáreas, aunque muy estratégicas y por eso se ha llevado el dinero que se ha llevado.

 

- ¿Rumbo y Zeitung no estaban conectadas?

 

- No. Lo único que me consta es que ambas se conocían y que colaboraron un poco cuando se dieron las circunstancias de las presas, aunque societariamente nada que ver.

 

- ¿Y usted ha estado en estas empresas?

 

- No, nunca.

-¿Ni las ha asesorado?

 

- Sí, sí, las he asesorado. Cuando empezó la guerra con Emed, me llamaron para que les asesorase en la guerra.

 

- Y usted no lo dudó.

 

- Yo soy un asesor y sé mucho. Y si me pagan... Como me dijo el otro día uno de Emed, “es que tú te sabes todos nuestros puntos débiles”. Si he dirigido eso, pues claro que los sé. Y todavía no te he dicho algunos que te faltan por saber.

 

- ¿Es una amenaza?

 

- No, es una realidad. Están todos descalabrados con lo que ha denunciado la alcaldesa de Riotinto, de que el Alto de la Mesa se les va a caer.

 

- ¿Está usted detrás de esa denuncia?

 

- Yo no estoy detrás, pero eso es algo que he dicho hace mucho tiempo. Yo era director de esa mina. ¿Por qué no explotábamos Filón Sur? ¿Por qué éramos idiotas? Yo sabía que si me metía con las máquinas allí, no tenía garantías de que todo lo que está arriba siguiera donde está. En los años 20 se cayó todo el pueblo que estaba al lado. Si yo fuese el operador, empezaría por mover todo el pueblo o a hacer algunos ensayos. Si Emed incorpora esa zona de reserva para dar más valor al proyecto, me parece muy bien porque es muy buena. Nosotros la habríamos explotado si hubiésemos tenido dinero para desplazar el pueblo.

 

- ¿Con expropiaciones?

 

- No, porque buena parte de los terrenos donde están las casas siguen siendo propiedad de la mina. Yo he visto mover en Chile pueblos de 40.000 habitantes. Se compra otro terreno, se hacen unas casas mejores y se lleva a la gente. Y las casas que hay en Alto de la Mesa son terroríficas.

 

- ¿Y Bella Vista corre también peligro?

 

- Yo diría que se ha hecho sensacionalismo con Bella Vista.

 

- Pero allí hay muchas grietas.

 

- Hay grietas importantes, grietas del abanico que se está abriendo en torno a Corta Atalaya. Si todo se desarrolla mal, es evidente que se puede caer. Los muros no se están drenando, se saturan, pesan más y se derrumban. Corta Atalaya estaba llena de tubos de drenaje para que el agua no se quedase en el talud. De todas formas, los estudios de geotecnia comenzaron allí y es la mina más estudiada del mundo, por lo que existen soluciones técnicas para evitar que el problema vaya a más.

 

- Y a usted cómo se le queda el cuerpo con tanta denuncia?

 

- Se me queda el mismo cuerpo que cuando, con 19 años, miembro del PCE y estudiante revolucionario, la Policía o el juez de orden público me acusaban de ser un agitador y hasta integrante de ETA. Estos señores imputan, pero yo sé quién soy, qué hago y lo que no hago. Tengo las conciencia supertranquila, duermo muy bien y todos esos numeritos son artimañas de Emed, de Shorthorn con un único objetivo: asustarme para que deje de tener el papel que tengo como representante legal y responsable de MRT. Hay algo que muy poca gente sabe: si mañana se va la presa de Riotinto, el primero que va a la cárcel soy yo porque la titular de los derechos sigue siendo MRT.

 

- ¿Cuándo se va a producir la transmisión de los derechos mineros de Emed?

 

- Cuando la Junta lo acepte. Emed, si fuera inteligente, que no lo es, debería permitir que los responsables mineros de esas balsas colaborásemos con ellos en el perfecto manejo de esas presas.

 

- ¿Y eso no lo están haciendo ahora?

 

- Mantesur primero y Emed después, mediante una subrogación, firman un contrato con la comisión liquidadora en el que asumen todas las responsabilidades del titular, aunque Emed haya dicho por escrito a la Junta de Andalucía que no asume dichas responsabilidades mientras no tenga en su poder los derechos.

 

- Emed mantiene por contra que esas balsas están bajo su cuidado y que son absolutamente seguras.

 

- En los veranos de 2009, 2010 y 2011 esas balsas han vertido a cauce público el doble de aguas ácidas contaminadas que lo que se fue de la presa de Aznalcóllar cuando se rompió. Allí se fueron 3 millones de metros cúbicos y aquí calculo que se han ido unos 6 millones.

- Por esos mismos se abrió expediente por parte de la Junta.

 

- Y está terminado, con multa de 450.000 euros más 1.410.000 por daños al medio ambiente. Eso se le ha cargado a Emed.

 

- Emed mantiene que el proceso sigue abierto.

 

- Porque lo ha recurrido. Emed, este año, desde primeros de marzo hasta hace unos días, ha estado vertiendo a cauce público unos dos millones de metros cúbicos a causa de las lluvias. A mí, la Junta de Andalucía me imputó un delito ecológico como responsable de MRT por 20.000 metros cúbicos y se archivó porque pude demostrar que los horarios los habían tomado mal. Pero por 20.000 metros cúbicos me imputaron y a estos señores no les hacen nada.

 

- ¿Qué manejo de las presas sugiere usted?

 

- La mina lleva demasiado tiempo parada y como consecuencia de ello y de alguna chapuza que ha hecho Emed, las presas han perdido al menos 1,6 millones de metros cúbicos de capacidad de embalsamiento por la acumulación de barro. Emed debería retirarlos ahora, en época seca. El problema se solucionará cuando empiece la producción, que estará en vertido cero.

 

- ¿Cuándo va a terminar la liquidación de MRT?

 

- Empezamos en enero de 2004 y no podemos terminar hasta que no se produzca la cesión de los derechos mineros.

 

- ¿Y eso depende de…?

 

- La historia es larga. Los derechos mineros de la mina han sido transferidos en tres ocasiones desde el siglo XIX. En 1982, de la Compañía Española a Riotinto Minera lo hizo con un simple escrito dirigido a Minas. En 1993, al extinguirse Riotinto Minera pasa a Minas de Riotinto y el proceso es el mismo, con la aprobación de la Junta de Andalucía. En 2004, cuando MRT transfiere a Mantesur, Mantesur intenta hacer lo mismo y la Junta le dice nones con una nueva interpretación de la ley, porque no había cambiado. La Junta dijo, en resumen, que la empresa tenía que acreditar los mismos criterios que la anterior empresa para hacerse con los derechos. MRT y Mantesur se opusieron, pero la Junta insistió en sus tesis. Desde entonces se está en el lío, aunque en abril de 2005 se produjo una hoja de ruta de imposible cumplimiento: primero porque no se entendía y segundo porque era muy complicada.

 

- Emed es propietaria del subsuelo, del suelo y de las unidades industriales.

 

- Nadie lo discute, pero carece de los derechos que debe darle la Junta. Uno de los grandes problemas existentes es que la Junta, en contra del criterio que se había seguido desde 1973 con la Ley de Minas, considera que el proceso de autorizaciones debe empezar de cero, con proyectos ambientales, de explotación, como si fuese un proyecto nuevo. Claro, en una mina nueva es más sencillo, pero en una mina vieja como esta, con un impacto medio ambiental enorme, las posibilidades de que te pillen son ilimitadas y cada día vas a tener una pejiguera que se le haya ocurrido a alguien. Mi reproche a la Junta de Andalucía es que jamás se haya sentado con el inversor, ya fuera Marc Rich, Emed o el primo para intentar abrir la mina y decirle: si haces a, b, c, d, e y f, abres la mina.

 

- Está usted haciéndole ahora un favor a Emed.

 

-No, yo lo que quiero es que se abra Riotinto, sinceramente.

 

-Pero eso le viene bien a su propietaria, a Emed.

 

-No.

 

-¿Por qué?

 

- Porque Emed es incapaz de abrir la mina. ¿En qué situación estamos? Los derechos mineros los tiene MRT porque Emed no ha demostrado aún su solvencia técnica y económica. El problema de Emed es el siguiente: la Junta de Andalucía le puso a Emed una hoja de ruta en diciembre de 2009, poco objetivable, lo cual es empezar mal.

 

- ¿Sin plazos, sin objetivos concretos?

 

- Más o menos. Mire, es como si yo le pido un teléfono de color rosa con una musiquita y cuando usted me lo trae le digo que el rosa es algo vahído y que la música que me gusta es otra... La capacidad de arbitrariedad de la Administración es muy grande. El problema añadido es que Emed, en vez de decir, voy a cumplir esa hoja de ruta, empieza a discutir que si la zona que tengo que restaurar es menor, que si los terrenos de Zeitung y Rumbo debe expropiarlos la Junta en vez de comprarlos... Y todavía estamos con dos temas que también le exigió la Junta: no al recrecimiento de las presas, porque son viejas y no me fío.

 

- ¿El fantasma de Aznalcóllar?

 

- Exactamente. ¡Es que les han presentado un recrecimiento de 35 metros, una casa de doce plantas, en vez de hacer otra nueva!

 

-¿Y el otro punto?

 

- El tratamiento de las aguas. La Junta pide vertido cero, porque hay una nueva legislación, y ellos están ahí mareando que si las bacterias del Tinto, que si patatín que si patatán. La Junta lo tiene complicado, porque si a Matsa le ha pedido una presa nueva de pasta no puede pedirle menos a Emed, y lo mismo pasa en Sotiel, a la que ha obligado a hacer una planta con un tratamiento bastante sofisticado para verter al Odiel. Y le puedo poner más ejemplos de exigencia, como a Aguas Blancas o Cobre Las Cruces. Emed se ha manejado con torpeza y prepotencia. Mi experiencia con las administraciones me dice que lo mejor que se puede hacer es dialogar con ellas. Y buscar al máximo responsable de tu proyecto y preguntarle si algún día, una vez la empresa cumpla con todas las exigencias, va a dar las autorizaciones y no se va a inventar excusas.

 

- ¿Cree usted que abrirá al final la mina?

 

- Le insisto: Emed no tiene ni la gente ni el dinero necesario para abrir. La hoja de ruta de la Junta tenía trampa: cumple con todo y, si no tienes la pasta, vamos a ver si llegamos a un acuerdo para que nos dejes libre el derecho minero. Emed tiene hechos todos sus números a 7.700 dólares la tonelada, los precios están hoy a 6.900 y acaba de reconocer en un foro en Londres que por debajo de 5.500 dólares lo tiene mal. La gente con la que hablo me dice que pronto vamos a estar en 6.000 dólares y veremos dónde acaba en cuanto a China le dé un poco de tos.. Veo difícil que pueda lograr financiación por 300 millones de euros y veo más difícil todavía que pueda lograr un concentrado vendible. Y mantengo mis dudas sobre su capacidad técnica porque Emed no tiene abierta una sola mina en el mundo.

 

- Sí tienen experiencia quienes están trabajando en la empresa.

 

- Bueno, de eso se podría hablar mucho.

 

- Usted tiene motivos para tener animadversión contra Emed. Otro pleito es el que ha iniciado contra usted por las deudas con la Seguridad Social.

 

- Mantesur tenía 40 millones de euros en cargas ya ahí estaba incluida la deuda con la Seguridad Social y los 9 millones de euros de deuda con Hacienda, que es por lo que sale a subasta la finca. Hay 150.000 euros de intereses que corresponden al período en el que Riotinto está gestionada por la liquidadora. Entonces Emed nos mete un pleito diciendo que le debemos esos 150.000 euros y nosotros decimos que no, que cuando Mantesur firma,lo hace con cargas, intereses y costes incluidos. MRT no tuvo personal alguno cotizando a la Seguridad Social desde el día de la liquidación.

 

- ¿Y una querella por la venta de una concesión de aguas caducada?

 

- Ah, ¡eso lo hemos ganado!. En la venta de la unidad industrial, incluimos todo aquello que es imprescindible para operar en la mina, pero hay cosas que no vendemos: sí vendemos el pantano de Campofrío, pero no el del Odiel. Una vez hecha la compra, Emed nos pide que le vendamos la concesión del pantano del Odiel, llegamos a un acuerdo y se lo vendemos por 250.000 euros, 50.000 a la firma y 200.000 cuando se haga la transferencia de la concesión. Emed no logró hacer la transferencia porque hizo una chapuza y nos metió un pleito por la venta de una concesión de agua supuestamente caducada. Nosotros demostramos que no era así y el juez condena a Emed a pagarnos los 200.000 euros, y les dice que si no han podido hacer la transferencia es porque son unos inútiles. Es verdad que ellos han recurrido, porque aquí todo se recurre.

 

- También le acusan de haber vendido información confidencial de la empresa a terceros, denuncia que coincide con la que usted hace sobre el hackeo de su ordenador.

 

- La única información que me llega de eso es por la prensa. Un día me llama a mi casa un periodista y me adelanta algo. Por cierto, mi número viene en la guía, yo no tengo nada de lo que esconderme. Quedamos y me cuenta que mi nombre aparece en la operación Pitiusa, que han espiado al marido de no sé quien, etcétera y que me citan en conversaciones entre una tal Tara Walles y de Juan José Pérez Padilla, administrador único de Mantesur y empleado de Emed. Ok, vale. Y me dice que me han hecho un seguimiento. Yo me persono con mis abogados en el procedimiento como afectado y logro sacar varias páginas que se refieren a mí. En ellas se dice que, efectivamente, se hackeó mi correo electrónico, el windows mail, no el sistema, en los meses de octubre, noviembre y diciembre de 2011 y que se me siguió en Sevilla, con entradas y salidas del hotel en el que me quedo. Yo entonces estaba en un tema de recogida de residuos en Tocina y alguien apuntaba qué coche me recogía y me traía. Me dejaban a las ocho, no entraba nadie en el hotel a verme y no salía luego, salvo para tomar algo en la cafetería. Nada de irme de putas ni nada raro. Mis abogados me dicen que han intentado buscar algo para chantajearme porque de haber obtenido algún documento no habrían podido utilizarlo.

 

- ¿Tenía o tiene usted un espía en Emed?

 

- No lo tengo, pero si lo tuviera no iba a ser tan gilipollas de pasarme datos por correo electrónico. Ellos querían saber si tenía una vida sucia, que es el único sentido que tiene vigilar a un tío a la salida de un hotel. Ellos están muy nerviosos conmigo porque consideran que soy el culpable de todo lo que les pasa. Yo, si estuviera en su situación, trataría de llegar a acuerdo con esa persona.

 

- ¿Y sus relaciones con Severiano López?

 

- Cero.

 

- ¿Y en el pasado?

 

- Fui asesor de ellos.

 

- ¿De quiénes?

 

- De Rumbo 5.0.

 

- Y de Zeitung.

 

- Lo que pasa es que son dos sociedades distintas.

 

- Con intereses conjuntos.

 

-Hombre, tenían el interés de conseguir el máximo dinero posible. Cuando empezó la guerra de las presas, que fue una guerra dura, yo les asesoré. Evidentemente estaban compinchados porque tenían que pasar por los terrenos de unos y otros.

 

- Y usted asesoró a los dos.

 

- Sí, yo asesoré a ambos, pero no tienen nada que ver. Zeitung es de un empresario de Sevilla que tiene cosas de petróleo y cosas de esas, no es nadie conocido. Severiano sí, que tiene ese rollo con el hijo de Chaves, con Estepona, con [Javier] Pérez Royo, Amparito [Rubiales], Juan Guerra... Severiano vendió sus terrenos y es ahora socio de Emed. Compró a 9,5 y ahora las acciones están por debajo de eso.

 

ERE

 

- Hablemos de los ERE.

 

- Soy un especialista, en el de Riotinto. Yo me negué a firmarlo.

 

- Pero al final fue aprobado.

 

- Hagamos un poco de historia. En 2002, nosotros presentamos un plan de viabilidad de la empresa a las administraciones, la autonómica y la central, que significaba la venta de los activos en los que no teníamos interés, fundamentalmente, suelo, a cambio de que nos dieran dinero y poder aguantar con  los precios caídos del cobre. A ese plan, que fue bien visto por la Junta, se opusieron CCOO, que no quería que sacásemos para adelante esa mina por odios atávicos, y el PP.

 

- Al final vendieron los terrenos.

 

- Sí, hicimos una operación de venta de terrenos al IFA, que es por lo que me acusaron de alzamiento de bienes en una denuncia que está archivada, porque los suelos no estaban aún embargados. El embargo se produce un mes más tarde, cuando el PP dio la orden a la Seguridad Social y a Hacienda. MRT se colapsa y aunque intento negociar, está la orden política por encima. Fue entonces cuando presentamos un segundo plan ante la previsión de que los precios del cobre empezaran a remontar: les dijimos que nos prestasen mil millones de pelas para aguantar con promesa de devolución de ese dinero, más los mil millones que le habían dado a la SAL antes. La Junta, muy espoleada por los sindicatos, encarga un informe a Price Waterhouse en el que dice que MRT no va a poder producir por debajo de los 2.200 dólares la tonelada y que ese el precio máximo esperable en los próximos diez años... Eso lo tengo enmarcado, para no olvidarme de cómo son los expertos. En base a ese informe se hace un expediente de extinción de contratos, no firmado por la empresa, sino simplemente con la firma de los sindicatos y de las administraciones. Gracias a eso se jubiló una serie de gente y luego estaban los de cachondeo. Todos se jubilaron por encima de los 42 años físicos, que eran 52 químicos por la aplicación de los coeficientes reductores.

 

- ¿Y usted  por qué no firma?

 

- Porque era mentira. En ese ERE se dice que Pozo Alfredo ha estado funcionando y con gente trabajando allí hasta 2001, cuando había parado en 1987: se inventaron catorce años de trabajo y que había habido 300 personas trabajando bajo tierra... Yo  no estaba dispuesto a firmar eso porque había seis años en los que yo había tenido responsabilidad directa como director, entre 1995-1998 y 2001-2003. ¿Qué pasaba? Que los más jóvenes se caían del expediente y como eran los del comité de empresa...

 

-No se aceptó la propuesta.

- No se aceptó y los sindicatos pactaron con la Junta de Andalucía y con el Gobierno central, que es el que tiene que aprobar los coeficientes. Carmelo Sanmartín era el delegado en Huelva y [Juan Ignacio] Zoido en Andalucía. Sanmartín me llamaba y me decía: “¡Venga, firma, que no te va a pasar nada!”. Y yo le respondía: “¿Me vas a poner en un papel que no pasa nada, que esto que me pides, que es falsedad en documento público, que incumple la legislación minera, no pasa nada?”.

 

- ¿Cuánta gente entró en el ERE?

 

- Mucha, más de quinientas.

 

- ¿Y de esos, cuántos eran legales e ilegales?

- Depende a qué denomine usted cada cosa. Yo diría que hay cuatro grupos: los absolutamente legales, que tenían los coeficientes para estar en el ERE y cobrar las compensaciones, que no eran ni cuarenta; los que se metieron con coeficientes pero que habían trabajado en la empresa como oficinistas (alguno apareció como si hubiese trabajado como tubero durante 50 años), que eran la mayoría; los que metieron como si hubieran estado trabajando con contratas de la mina, unos cincuenta, que son los que están peor porque la jueza Alaya les está obligando a devolver el dinero; y luego están once o doce, que nunca habían tenido nada que ver con la mina y que habían sido dirigentes sindicales, parientes, etc, de cuya existencia me enteré después, porque en mi expediente no estaban.

 

-¿Y la diferencia entre legales e ilegales? Sólo los 40 primeros deberían tener la denominación de legales.

 

- Mire, lo que se hizo en Riotinto se ha hecho en el cierre de minas de toda España. El primer cierre de una mina en España fue en Palencia, siendo presidente de Castilla-León don José María Aznar. Diferencia: que mientras las mentiras con los coeficientes eran un 80%, en ese eran un 20% porque en una mina de carbón hace falta mentir menos: es más peligrosa. Y la gente era mayor. Mentir, siempre se miente. Hay un expediente glorioso, que es del Aznalcóllar (Sevilla) --donde no había una sola instalación interior, tan solo un túnel que iba de una corta a otra para el trasiego de aguas-- en el que se dice que durante tropecientos años han estado trabajando en mina de interior 400 personas. La diferencia es que en ese expediente, un tercio del coste lo puso la empresa y dos tercios la Administración.

 

- ¿Y en Riotinto?

 

- El coste medio por póliza fue de unos 40 millones de pesetas, 240.000 euros. En total, 1.200 millones de euros y todos a la calle... Nosotros a la Junta le habíamos pedido 6 millones de euros para mantener a flote la mina a la espera de que el sector se recuperase, haga la cuenta. Eso fue en junio de 2003. En septiembre de ese año, pese a lo que dijo Price Waterhouse, los precios ya estaban por encima de 2.200 dólares/toneladas y desde entonces no han bajado de 4.000. Y han llegado a estar a 10.000. Dios conserve en su gloria la visión política.

 

- Personalmente, dónde se ve dentro de seis meses, un año.

 

- Me veo ayudando a que MRT pueda impulsar la reapertura de la mina de Riotinto, pero con un inversor serio y fiable.

 

- ¿Presiente usted que la transmisión de derechos no se va a producir?

 

- No lo sé.

 

- ¿De los cinco miembros con voto, a cuántos controla usted?

 

- A ninguno.

 

- ¿Seguro?

 

- Que son amigos, sí. Que me quieren más que a Emed, también, pero esos cinco los nombró la SAL controlada por Ricardo Gallego, de CCOO, vamos a ver... Son tres empresarios que estaban en la suspensión de pagos, un abogado, que ese sí lo he puesto yo, y un interventor experto en minería porque fue el auditor de la liquidación de Aznalcóllar, impuesto por el juez de Valverde. A mí que no me cuenten historias.

 

- Y la fallida transmisión de derechos, cómo quedó.

 

- Aquello fue una historia en la que la Junta se lio de todas las formas posibles e imaginables. MRT ha transmitido los derechos a Mantesur y Emed, pero la Junta dice que esa transmisión no sirve. Entonces, Emed le pide a la comisión liquidadora que firme un papel diciendo que efectivamente ha transmitido los derechos y la comisión liquidadora dice que la transmisión no sirve de nada mientras la Junta no la apruebe. Esa supuesta transmisión no sirve de nada porque hay una resolución de la Junta, ratificada por el TSJA, de que la autorización debe ser previa a la trasmisión.

 

- ¿Y la solución?

 

- Esto, o se sientan todos --Junta, MRT y Emed-- con la mejor voluntad en una mesa o no veo forma de arreglarlo. Eso se lo ha dicho la comisión liquidadora a la Junta en dos cartas. Quién tiene la responsabilidad, quién debe transmitir, cómo, con autorización previa o sin ella... Nosotros, la comisión liquidadora, le hemos dicho a la Junta que transmitiremos cuando tengamos que trasmitir. Si nosotros, lo único que queremos es que nuestros acreedores puedan cobrar algo una vez se ponga la mina en marcha... Eso sí, la Junta de Andalucía tiene que apreciar la solvencia económica y técnica de Emed.

 

- Y en ese caso ustedes no podrán poner ningún pero.

 

- Podemos poner todos los peros que queramos.

 

- ¿Serviría de algo?

 

- Ha habido incumplimientos previos por parte de Emed.

 

- ¿Por ejemplo?

- Ha habido tareas de mantenimiento que Emed no ha hecho, que le correspondían por contrato, y nos han llegado multas por ello. En todos los pleitos que usted me ha citado falta uno, y muy gordo.

 

- ¿Cuál?

 

- Una demanda de nulidad de contratos interpuesta por la comisión liquidadora de MRT contra Emed y Mantesur por incumplimiento de las condiciones de la compra-venta. Lo principal es que la comisión liquidadora no puede ser objeto de sanción por actuaciones de Emed, ya que asumió todas las obligaciones del titular. Si a mí la Junta me pone una multa de cien mil euros porque ha aparecido una grieta y se está yendo Corta Atalaya, nosotros decimos, oiga, a ese, a Emed. Y Emed dice no, no es mío porque no soy el titular del derecho. Y cuando le piden el seguro, dice lo mismo, que no lo pone porque no es titular de los derechos mineros.

 

- Y esas circunstancias pueden bloquear el traspaso de los derechos mineros.

 

- Eso puede destrozar todo: todo.

 

- Vamos al grano. La Junta de Andalucía ha mostrado su interés de aceptar los derechos mineros de Emed en unos meses. ¿Esa intención puede irse a pique si la comisión liquidadora se opone?

 

- Puede irse a pique si el juicio por incumplimiento de contrato es favorable a la comisión liquidadora. Nosotros notificamos a la Junta que existía esa demanda y le advertimos que no podía obviar la sentencia si era favorable a nosotros. Y creo que sea cual sea el fallo, la parte afectada recurrirá.

 

- Eso no facilitará las cosas para la reapertura.

 

- Hombre, es que hay varias multas, por valor de varios centenares de miles de euros, y deben de saber que donde las dan las toman. Si presentan diez querellas, van a tener respuesta. Y como nosotros somos un poquito más listos que ellos, en lugar de querellas vamos al corazón del tema.

 

- ¿Esta situación se resolverá con dinero, al igual que pasó con Rumbo 5.0 y Zeitung?

 

- Mire, en la vida, más que resolver los problemas con dinero se trata de negociar.

 

-Aunque al final la negociación se resuelva con dinero.

 

- Bueno, sí, con condiciones, con dinero. Cuando las cosas se complican, las cosas hay que arreglarlas previamente. Si alguien pretende ganar todos los partidos por KO, pues siempre va a haber algún cabrón que diga que...

 

- ¿Y quién es aquí ese cabrón?

 

- Hay muchos cabrones, demasiados cabrones. Cuando a lo largo de la vida pisas muchos callos, te creas muchos enemigos.

 

- Y usted lo es de Emed.

 

- ¡Yo!. Clarísimamente, clarísimamente. Emed ha incumplido todos los compromisos que nos planteó.

 

- ¿Qué más ha incumplido Emed, aparte de no hacerse cargo de todo lo que mencionado antes?

 

- El tema de MRT, que no cumple los compromisos que asume. Hay un contrato que dice que no es el titular de los derechos mineros, pero que él asume las obligaciones del titular. Nosotros vendemos barato porque vendemos con cargas económicas y medioambientales. Emed no puede costar dinero a MRT ni a la comisión liquidadora. Ese es el enfrentamiento.

 

- Si Emed no es el operador adecuado, quién.

 

- Cualquier operador que sepa manejar una mina.

 

- Está usted vinculado directa o indirectamente a una de esas empresas.

 

- Yo soy libre como un pajarito para poder asesorar a cualquier grupo que quiera venir por aquí.

 

- Esa no era la pregunta.

 

- Ahora mismo no estoy asesorando a nadie.

 

- Pero tiene magníficas relaciones con muchas.

 

- Soy un señor que lleva 42 años trabajando en minería, conozco a un montón de empresas mineras, he sido asesor de un montón de ellas, nacionales y extranjeras, y dentro de ese montón no niego que me llevo muy bien con las que están en la Faja Pirítica,menos con Emed.

 

- Le planteo un silogismo perverso: yo, miembro de la comisión liquidadora, puedo impugnar la transmisión de derechos a Emed para facilitar la llegada de una de esas empresas con las que tengo buenas relaciones.

 

- Es más fácil. Creo que Emed no va a abrir nunca la mina.

 

- ¿Por esas trabas que se otean?

 

- No, no, porque no tiene ni dinero ni capacidad técnica, en primer lugar, porque no va a cumplir nunca los requerimientos de la Junta de Andalucía, segundo, y porque se va a ver avocada a negociar con un grupo más potente que esté interesado en Riotinto. Ese grupo se llevará bien, mal o regular conmigo; si es inteligente, se llevará bien y si se lleva mal, seguiremos fastidiando.

 

- ¿Deduzco que la reapertura pasa por usted, como miembro clave de la comisión liquidadora?

 

- No se trata de eso. Yo no tengo voto en la comisión liquidadora, pero sí voz. ¿Que me escuchan? Pues sí, porque soy el que más sabe de minería. Lo que tiene que entender Emed es que no puede pasarse el todo día poniendo querellas a señores de la comisión, que están tan tranquilos en sus casas, como es el caso de los representantes de los acreedores de MRT. Si quieren fastidiar, me lo están poniendo absolutamente fácil. Tras nueve años, los miembros de la comisión no han cobrado un solo euro, porque no lo hay, y eso que se dice de que nos henos quedado con 700.000 euros de Mantesur es absolutamente falso porque ese dinero estaba embargado por el Juzgado de lo Social de Huelva.

 

- ¿Solución?

 

- Mesa tripartita y que cada cual se cante las cuarenta, pero no pueden pasar determinadas cosas. Cuando el lío del agua, el abogado de Emed vino a la comisión a ver si llegábamos a un acuerdo. Le dijimos que pagasen los 200.000 euros que nos debían, que retirasen las querellas, esto y lo otro. Al día siguiente sale en los periódicos: Carlos Estévez pide dinero a Emed por arreglar las cosas... Así no se puede. Si tú quieres que me pase a tu bando, págame, me quitas las querellas y demás.

 

Luego hicieron otra cuando me llamó el abogado de Emed para decirme que la empresa quería resolver los problemas conmigo, a nivel personal, ni comisión ni nada, para que dejase de fastidiar, porque ellos creían que yo andaba intrigando y demás. El acuerdo era: tú te retiras de todo y, si al cabo de un año vemos que te has portado bien, llegaremos a un acuerdo contigo. Las cosas no se hacen así: uno se sienta, pone una cantidad de dinero sobre la mesa... Si el problema es que tú necesitas a alguien que te ayude a resolver tus problemas, que te diga cómo presentar los papeles a las administraciones, cómo tratar con los ayuntamientos...

 

¿Por qué tiene el problema que tienen con el Ayuntamiento de Riotinto? Porque ha despedido a dos personas íntimas de la alcaldesa, que les llama y les pide que los contrate, que  además les ha pedido que contrate a personas del pueblo en situación difícil... Y tu reacción es amenazarla y decirle que le vas a presentar una moción de censura del PSOE con el concejal de IU. ¡No se dan cuenta de que es una aberración!


Jueves, 30 de Mayo de 2013 01:21. Pablo Pineda Ortega #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris