Facebook Twitter Google +1     Admin

Susana Rivas cobrará 18.900 euros brutos al año, un 44,31% menos que su antecesor

20150710141712-susana-rivas.jpg

Las retribuciones de la Corporación, que contará con dos ediles liberados a tiempo parcial por un salario bruto anual de 8.316 euros, supone un ahorro de 5.964 euros por ejercicio con respecto a las aprobadas en el mandato anterior

EL CAMPILLO. Menos gasto con más concejales dedicados al desarrollo de sus competencias municipales. Ésta es la primera conclusión que se extrae al comparar las retribuciones que tendrán los concejales (ocho socialistas y tres andalucistas) y grupos políticos (PSOE y PA) del Ayuntamiento de El Campillo a lo largo del mandato que acaba de arrancar con las aprobadas en 2011. La alcaldesa, Susana Rivas, cobrará un salario de 18.900 euros brutos al año (1.350 euros brutos al mes más dos pagas extraordinarias), lo que supone una bajada del 44,31 por ciento con respecto al sueldo que percibía su antecesor, el andalucista Francisco Javier Cuaresma, que ascendía hasta los 33.936 euros brutos al año (2.424 euros brutos al mes más dos pagas extraordinarias).

La diferencia, de 15.036 euros al año, no se traducirá, en cambio, en un ahorro neto para las arcas municipales, sino que se destinará a la liberación parcial de otros dos ediles para, en palabras de Susana Rivas, mejorar la atención y el servicio a los vecinos. Así, los concejales de Igualdad, Teresa Aguilar, y de Cultura, Rafael Cadena, se repartirán 16.632 euros brutos al año (8.316 cada uno distribuidos en 14 nóminas de 594 euros brutos por ejercicio) por el desempeño de sus funciones políticas. “Con poco dinero más (1.596 euros al año) ganamos cercanía, en la medida en que los campilleros, tendrán a una alcaldesa y a dos ediles más libres de otras labores profesionales y, por tanto, volcados en exclusiva en escucharlos y darles una respuesta a sus inquietudes y a sus problemas”, ha explicado la regidora.

El peso de la reducción del coste global recae en las asignaciones a los grupos políticos y a los concejales por su asistencia a las juntas de Gobierno y a los plenos. Cada fuerza con representación en el Ayuntamiento en 2011 (PSOE, PA y PP) contaba con un ingreso de 200 euros mensuales más un euro adicional por cada uno de los escaños que ocupaba (7.332 euros anuales). Estas cifras cambian ahora a 20 euros al mes por partido (ya no está el PP) más 10 euros por cada edil (1.800 euros al año), lo que equivale a una caída del gasto de 5.532 euros por curso (de 3.732 euros a raíz de la rebaja de 50 euros aprobada a mitad de mandato en la aportación a cada formación).

Los tres tenientes de alcalde, por su parte, percibirán la misma cuantía que los anteriores, 30 euros, por su participación en las juntas de Gobierno, aunque éstas tendrán una periodicidad quincenal en lugar de semanal, de modo que el gasto en este capítulo experimentará una disminución desde los 4.320 euros anuales hasta los 2.160. No obstante, se trata de una partida que fue suprimida en medio de la legislatura, de modo que, en el caso de que se mantenga intacta durante los cuatro años, el presupuesto dedicado a este apartado estará equilibrado.

Lo que sí sube, de dos a cinco euros, es la cantidad simbólica que se embolsará cada uno de los once concejales por acudir a los plenos ordinarios, que se celebrarán, al igual que en el mandato que acaba de concluir, cada tres meses (los primeros miércoles de marzo, junio, septiembre y diciembre). El montante (que también acabó eliminado) se eleva, en consecuencia, desde los 88 euros anuales hasta los 220. Con todo ello, en definitiva, la décima legislatura de la actual etapa democrática se inaugura con una previsión de gastos en retribuciones de la Corporación municipal de 39.712 euros anuales frente a los 45.676 euros (5.964 euros y un 13,06 por ciento menos) establecidos en el arranque de la etapa anterior (importe que, tras los cambios, quedó fijado en 39.347 euros).

El equipo de Gobierno

El Pleno orgánico del Ayuntamiento de El Campillo también ha dibujado el nuevo organigrama del equipo de Gobierno, que, tras dos mandatos de alianzas, vuelve a ser cien por cien socialista. La alcaldesa, Susana Rivas, cuenta con los ediles Luis Emilio Matos, María Monterrubio y Manuel Guerrero como tenientes de alcalde. El primero es el responsable del Área de Cultura, que engloba las materias de Deporte, Juventud, Participación Ciudadana y Nuevas Tecnologías; la segunda ostenta la cartera de Bienestar Social, que abarca las competencias de Igualdad, Mayores, Educación, Infancia y Servicios Sociales; y el tercero se pone al frente de Fomento, que aglutina Desarrollo Local, Empleo, Desarrollo Económico, Urbanismo y Medio Ambiente. Bajo su paraguas se encuentran las concejalías de Cultura, en manos de Rafael Cadena; de Igualdad, gestionada por Teresa Aguilar; de Servicios Sociales, dirigida por Lourdes Sánchez; y de Urbanismo, que recae en Juan Carlos Jiménez.

Desde el PSOE, que ha nombrado alcalde pedáneao de Traslasierra a José María Navarro y ha apostado también por la creación de una Comisión Informativa integrada por los dos grupos políticos con representación en el Consistorio minero “para fomentar la participación de la oposición en la toma de decisiones y la transparencia”, se ofreció, además, a la portavoz del PA, Esperanza Gregorio, hacerse cargo de la Concejalía de Educación, una rama a la que ha estado estrechamente vinculada durante su etapa como presidenta de la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del CEIP La Rábida. La oferta, en último término, fue rechazada por la dirigente nacionalista, quien ha alegado que los campilleros decidieron en las pasadas Elecciones Municipales del 24 de mayo que el lugar de su partido era el de la oposición, no el del gobierno, y que es ahí, por tanto, donde le corresponde estar.

Viernes, 10 de Julio de 2015 14:05. Pablo Pineda Ortega #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris