Facebook Twitter Google +1     Admin

Progreso insuficiente

20071128130200-img-1230.jpg

El Campillo C.F. mejora la imagen de las dos últimas campañas, pero aún se halla lejos de abandonar el ostracismo de la Primera Provincial

EL CAMPILLO. Mejoría de imagen de un conjunto que, desde su condena al ostracismo de la Primera Provincial, no ha sabido salir de la parte baja de la tabla en las dos últimas campañas, pero aún insuficiente como para vislumbrarse en el horizonte más inmediato el ansiado retorno a Regional Preferente, la categoría en la que, en unos tiempos que ya se antojan lejanos, el Campillo C..F se codeaba, sin complejos, con los más poderosos clubes de la geografía onubense. Esta temporada, tras los primeros choques del campeonato, se evidencia un progreso en el proyecto de Antonio López Espinosa, con una notoria mejoría en el juego y una imagen más compacta de equipo, el cual, incluso, ha reducido las frecuentes concesiones defensivas a las que acostumbró a la grada del Francisco Valero Rojas en los dos anteriores ejercicios. Sin embargo, el rumbo de la nave minera se halla todavía lejos de la estela que deriva en esos anhelados cuatro primeros puestos que abren la posibilidad de disputar la eliminatoria de ascenso.

Las victorias en casa ante Zalamea (3-0), La Dehesa (2-0) y Encinasola (1-0), sin olvidar el empate frente al Nerva (1-1), aportan un grado de optimismo que el cuadro campillero no ha reafirmado con resultados positivos en los feudos de rivales como Valverde (4-0), Medina Arsena de Aracena (3-0) y Repilado (2-1). Sólo un punto han cosechado los de Espinosa en sus cuatro salidas, gracias a un empate sin goles ante el Higuera. Y la derrota en el Francisco Valero Rojas frente a un espeso y falto de recursos ofensivos Cumbres Mayores por 1-3, después de adelantarse en el marcador con gol del siempre incisivo Javier Vespasiano, arroja un elemento de oscuridad sobre la apuesta con la que el club afrontaba la nueva temporada: el retorno a la máxima categoría del fútbol provincial.

La meta del ascenso requiere, como siempre señalan los estadistas de las categorías provinciales y regionales, saldar con triunfos los choques de casa para pescar el máximo de puntos posible lejos del calor de la afición. Unos requisitos que, de momento, no cumple la candidatura del Campillo C.F. en la primera parte del campeonato liguero. Los refuerzos en la línea medular y en la zaga han mejorado el nivel, pero todavía faltan mimbres que garanticen una alta posición del equipo en la tabla. Una mayor resolución en los metros finales y la erradicación de los esporádicos errores en las inmediaciones del área en defensa avalarían la aspiración minera a los dos primeros puestos que aseguran un cruce “más cómodo” en la fase de promoción.

No obstante, alguna victoria a domicilio en lo que resta de la primera vuelta (Calañas es el próximo destino) y el posterior amarre de los puntos de casa podrían actuar como elemento redentor para afrontar con mayores opciones la recta final de la competición. El retraso en la llegada de ese punto de inflexión, por el contrario, alejaría en exceso a los rivales que ocupan la cabeza de la clasificación y obligaría a empezar a pensar en asentar las bases del conjunto para la consecución de los objetivos marcados una temporada más tarde.

Martes, 27 de Noviembre de 2007 11:21. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris