Facebook Twitter Google +1     Admin

El Comité de Empresa de Tubespa exige una mesa de negociación para evitar el cierre

La compañía, ubicada en el término de Minas de Riotinto y dedicada al sector del plástico, cuenta con una plantilla de 69 trabajadores

CUENCA MINERA. El Comité de Empresa de Tubespa, compañía que se ubica en Minas de Riotinto, y FITEQA de CC.OO han solicitado a Cajasol, propietaria de la firma dedicada al sector del plástico, que “se deje sin efecto” la decisión tomada por el Consejo de Administración de la caja de ahorros sobre la liquidación de una sociedad que, junto a Río Tinto Fruit, Río Tinto Plásticos y Nature Pack, se erige, tras su nacimiento a finales de los 80, en bandera de la primera diversificación socioeconómica de la Cuenca Minera. Los trabajadores exigen, en este sentido, que se constituya una mesa de negociación desde la que se busque una alternativa que garantice la viabilidad de una fábrica de la que depende la economía de 69 familias.

La petición se realizó en el transcurso de un encuentro mantenido con el subdirector de las Empresas Participadas de Cajasol, Pablo Cantalicio, en el que, además, las fuerzas sindicales reclamaron que se actúe antes de la reunión que el Consejo de Administración celebrará el próximo 7 de septiembre. El objetivo es evitar que, con posterioridad a esa fecha sea ratificado el acuerdo de liquidación por la Comisión de Control. CC.OO y el Comité de Empresa apelan al “esfuerzo de todos” para conseguir la confección de un proyecto de futuro que, por medio de la reestructuración de la compañía, garantice la viabilidad de Tubespa y, en consecuencia, el mantenimiento de unos puestos de trabajo esenciales en una tierra deprimida como la comarca minera.

Jueves, 02 de Septiembre de 2010 10:37. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris