Facebook Twitter Google +1     Admin

El Campillo se topa con su pasado inmediato

Las indecisiones en la parcela defensiva condenaron a un equipo que, aunque cuenta con figuras de reconocido nivel, aún está en fase de construcción

Valverde

5

Campillo

2

Valverde:

Juan (Ilde, 77’); Quintero, Edu, Gustavo, Asuero, Luis Torres, Falcón, Fran, Esteban (Chamba, 71’), Risi (José Ángel, 62’) y Pipo (Manuel, 77’).

Campillo:

Manuel David; Fernando Pineda, José Real, Raúl ’Pimo’, Liberto, Juan Antonio, Coqui, Alberto (Dani Rachón, 73’), Víctor Vizcaíno, Javi Vespasiano (José Miguel ’Bombero’, 66’) y Samuel.

Goles:

1-0, Pipo, (30’), de tiro cruzado. 1-1, Raúl ’Pimo’ (32’), de cabeza en un córner. 2-1, Esteban (35’), al aprovechar un fallo defensivo. 3-1, Risi (50’), de tiro cruzado. 4-1, Quintero (58’), de un derechazo desde 20 metros. 5-1, José Ángel (67’), tras fusilar al meta rival desde dentro del área. 5-2, Juan Antonio (68’), después de un rechace en el área pequeña.

Árbitro:

Quesada Bodión. Desapercibido. Amonestó a los locales Fran, Risi y Manuel; y al visitante Liberto.

Incidencias:

Partido disputado en el Nuevo Alkaly ante unos 300 espectadores.

VALVERDE DEL CAMINO. El nuevo proyecto del Campillo C.F. se topó en el estreno liguero con su pasado más inmediato. Con un plantel confeccionado para mirar de frente al ascenso o, como mínimo, a la disputa de la fase de promoción, el conjunto dirigido por Paco Marmesá se encontró con la misma cruda realidad de temporadas pasadas, la que le condena subsistir en el pozo de la Primera Provincial desde hace ya cinco campañas. Las indecisiones en la parcela defensiva destaparon las debilidades de un equipo que, pese a contar con grandes figuras, aún se halla en fase de construcción y el Valverde, en consecuencia, pasó literalmente por encima de su rival (5-2).

El resultado, desde la óptica opuesta, también viene a reafirmar que los locales también son un club a tener en cuenta. Solventar la dura papeleta que le deparaba el calendario en el primer envite del campeonato, y de la forma que lo hizo, denota la existencia de mimbres como para que los andevaleños tampoco renuncien a nada. La ilusión y la esperanza, por tanto, cotizan al alza en la bolsa de Valverde del Camino. Y es que no sólo marcaron cinco tantos, sino que, además, dispusieron de otras tantas ocasiones (dos palos incluidos) como para haber cosechado un resultado de escándalo.

No obstante, fueron los campilleros los que parecían mejor situados sobre el césped del Nuevo Álcali en los compases iniciales. Los de Marmesá trataban de acercarse al área rival con jugadas elaboradas o mediante chispazos del tridente ofensivo formado por Víctor Vizcaíno, Javi Vespasiano y Samuel. El Valverde, en cambio, se encomendaba a la velocidad y la calidad de Pipo. El delantero local, solo arriba, no dejaba de pelearse con la maraña de defensas visitantes. Y en el 30’ obtuvo su recompensa. Tras asociarse con Esteban y, de tiro cruzado, establece el 1-0. La alegría iba a durar sólo dos minutos, los que tardaría Raúl ‘Pimo’ en igualar la contienda al cabecear un córner.

Eran los instantes más locos del choque, que culminarían en el 35’ con el 2-1, obra del extremo Esteban, quien aprovechó una cesión de José Real para adelantarse y elevar la pelota por encima de Manuel David. A raíz de ahí, ya sólo habría un equipo sobre el campo. El Campillo no daba con la tecla para alcanzar el área rival. Así, pasaron los minutos hasta que Risi, a la vuelta de los vestuarios, solo en el segundo palo, recoge un centro de Esteban y cruza el balón lejos del cancerbero visitante. Nuevo fallo defensivo en el marcaje, que no iba a ser el único.

El partido, que iba a tener de todo, ya había dejado dos palos en sendos lanzamientos de falta de Pipo y Luis Torres en el primer tiempo, registró un golazo para enmarcar. Quintero, en el 58’, pone en la escuadra un balón que botaba a 20 metros de la portería. Y poco después se repite la historia. De nuevo un centro desde la izquierda llega a José Ángel, que la para, encuentra la pared perfecta en Fran y fusila, dentro del área pequeña, a Manuel David (5-1).

Los mineros se veían superados. La pareja Luis Torres-Falcón manejaba la batalla a sus anchas y la velocidad de los extremos hacía el resto. Los campilleros, ya sin opciones, apenas lograrían enjuagar algo su imagen gracias a un imaginativo Rachón y a un combativo José Miguel ‘Bombero’. De hecho, los últimos cinco minutos fueron los mejores del Campillo. Pero las prisas por lavar la cara llegaron tarde y el segundo gol visitante, obra de Juan Antonio tras recoger un rechace, no tuvo mucho más efecto. Hubo otras ocasiones, como la de Raúl Pimo, quien, cerca de la línea de gol, manda el balón por encima del larguero. La pelota ya no volvería a alojarse en las redes.

 

Lunes, 27 de Septiembre de 2010 19:04. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris