Facebook Twitter Google +1     Admin

El Campillo no pierde la cartera ante el Riotinto

20101227113311-samuel-dispara-al-palo-19-12-10.jpg

Los de Paco Marmesá hacen bueno el solitario gol de Emilio para adjudicarse el derbi minero y acechar los puestos de ascenso

EL CAMPILLO. El Campillo no perdió la cartera ante el Riotinto y se adjudicó el derbi minero pese a que en el minuto 6 el colegiado le anulaba un tanto a Javi Vespasiano bajo las protestas de la afición local y de que los visitantes se lanzaron en busca del empate en la segunda mitad ante un conjunto blanquiazul que se agazapó en cierta medida hasta verse cercados en su portal. Al final, el tanto de Emilio en el minuto 27 fue suficiente. Una victoria que le acerca, más que nunca en lo que va de temporada, gracias a cinco jornadas consecutivas sin conocer la derrota, a los puestos que dan acceso a la fase de ascenso. Un triunfo ante el Higuera, en el duelo aplazado dos veces a causa de la lluvia (se disputará el próximo domingo 2 de enero) certificaría este salto que dejaría atrás el titubeante arranque de los pupilos de Paco Marmesá.

El choque, con el que resurgía un enfrentamiento de máxima rivalidad que no se disputaba desde hacía años, fue, como era de esperar, de raza y entrega, con dos mitades bien diferenciadas, una para cada bando. La primera parte fue de claro color campillero, un dominio contrarrestado por los riotinteños en el segundo round. La clave estuvo en que sólo los de casa lograron materializar su superioridad parcial con un tanto. Los de la cuna del fútbol, pese al acecho constante sobre el área defendida por Manuel David, en realidad, no pusieron en excesivos aprietos al cancerbero local, que, en consecuencia, no sufrió para mantener su portería a cero.

El envite comenzaba con dos equipos muy dinámicos. Ambos se fajaron en una ardua lucha por la batuta de la medular, hasta que la veteranía campillera desequilibró la balanza. Las mejores ocasiones, de hecho, serían para los de Paco Marmesá. La escuadra riotinteña se limitaría a juntar sus líneas y defender con orden, a la espera de su oportunidad en algún contragolpe. Un punto en el que destacó el férreo marcaje al que se vio sometido el local Juan Antonio por parte de David. Esa rapidez de inicio se saldó con la única jugada polémica del primer periodo, cuando, en el minuto 6, un servicio de Víctor Vizcaíno habilitaba a Javi Vespasiano para que el de Traslasierra, muy hábil, picara el cuero por encima de Álvaro. El esférico se alojaba en las mallas, pero el auxiliar levantaba el banderín y el gol no subió al casillero. Una jugada que despertó las protestas del respetable.

Los blanquiazules tocaban una y otra vez, ante un correoso Riotinto que, no obstante, no hacía concesiones, lo que evitaba que el dominio en el campo se hiciera latente en el marcador. Esto fue así, sin embargo, sólo hasta el minuto 27, cuando una jugada por la banda izquierda termina con un preciso centro de Javi Vespasiano que Emilio, de un certero cabezazo, puso fuera del alcance del meta Álvaro. La ventaja acrecentó el control, aunque los futbolistas tomarían el camino de los vestuarios sin que se volviera a mover el marcador ni en uno ni en otro sentido.

La segunda mitad deparó una historia bien distinta. El técnico visitante realizó tres cambios y modificó el dibujo táctico de su plantel, situación que sorprendió, en cierta medida, a los locales, que cedieron el mando del encuentro para, además, encerrarse en su parcela. No sabían reaccionar a las acometidas riotinteñas. Esto dio salsa al encuentro, al ampliar el grado de incertidumbre propio de un marcador ajustado. Las dos aficiones animaban a los suyos y cualquier cosa podía ocurrir. Al final, esa insistencia foránea se diluiría y, ya en los últimos compases, la veteranía local volvería a resultar decisiva. El partido se durmió y la renta fue más que suficiente. Los tres puntos se quedaron en el Francisco Valero Rojas, donde el Campillo empieza a ofrecer números de aspirante a todo.

Campillo

1

Riotinto

0

Campillo:

Manuel David, Fernando Pineda, Liberto, Pinilla, Raúl, Alberto (Basilio, 92’), Samuel (Rubén ‘Coqui’, 36’), Juan Antonio, Emilio (Dani Vázquez, 79’), Víctor Vizcaíno y Javi Vespasiano (Jero, 75’).

Riotinto:

Álvaro, Sergio (Edu, 46’), Quique, David (Chaparro, 72’), Marcos (Rubén, 46’), Antonio Romero, Jesús Real, Javi (Canini, 46’), Ángel Luis Chaves, Emilio y Chino.

Goles:

1-0, Emilio (27’).

Árbitro:

Díez García, auxiliado en las bandas por Pérez Marín y Fernández García. Regular. Le fue muy reclamada la anulación de un gol por fuera de juego al local Javi Vespasiano (6’). Expulsó por doble amonestación al campillero Rubén ‘Coqui’ (67’ y 83’) y al riotinteño Chino (67’ y 84’). Este último, a pesar de ello, continuó sobre el campo unos minutos, hasta que el asistente recordó al trencilla que debía retirarse. También mostró la cartulina amarilla a los locales Liberto (38’) y Alberto Togo (53’); y a los visitantes Antonio Romero (41’), Marcos (43’) y Rubén (70’).

Incidencias:

Buena entrada de público en el Municipal Francisco Valero Rojas. Se registró una amplia presencia de aficionados visitantes en la grada.

Lunes, 27 de Diciembre de 2010 11:29. Pablo Pineda #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris