Facebook Twitter Google +1     Admin

Victoria sin paliativos del Nerva en el Valero Rojas

20110221175205-campillo-nerva-alongarvi-vespa-remata.jpg

Los de Espinosa rompen la trayectoria del Campillo, que no perdía desde el 7 de noviembre, cuando cayó en casa ante el Rosal

EL CAMPILLO. Un Nerva impecable se proclamó justo vencedor del derbi minero disputado en la tarde de ayer en el Municipal Francisco Valero Rojas. Un resultado con el que los de Antonio Espinosa hacían valer su triunfo de la pasada semana ante otro gallito del grupo como es el Valverde y presentaban sus credenciales para la disputa de la codiciada fase de ascenso a Regional Preferente, que, con los últimos resultados cosechados, se antoja más disputada de lo esperado. El Campillo tuvo enfrente un gran rival (nada que ver con el visto en la primera vuelta del campeonato) que cortó con un incontestable 0-2 la racha que acumulaban los hombres de Paco Marmesá desde que el 7 de noviembre de 2010 perdiera con el Rosal en casa, en el estreno del césped artificial. Hasta la fecha de ayer los presididos por Francisco Vera no habían conocido la derrota.

Los nervenses pasaron por el fortín campillero como un vendaval, aunque con dos mitades muy distintas. En la primera se contempló a una escuadra bien plantada, con empaque, que ganaba la medular e iba a por el partido desde el pitido inicial. Un dominio que basaba en una impecable defensa que mantuvo a raya en todo momento a los salvocheanos, hasta el punto de dejarlos con el paupérrimo bagaje de una aproximación al portal del juvenil Adrián; y, por supuesto, una línea de ataque explosiva (Abelardo y Víctor) a la que complementaban en peligrosidad las llegadas desde la segunda línea del omnipresente Salvi, auténtico baluarte de la conquista junto a sus compañeros Darío y Pablo. La segunda parte, sin embargo, tuvo otro color, con un Nerva replegado que intentaba sorprender una y otra vez al contraataque a un Campillo al que le sobraron los 90 minutos de juego, porque nunca entró en la contienda.

Con el arranque del envite llegó, no obstante, una fase de tanteo en la que ambos conjuntos parecían mostrarse mucho respeto. Pero sería un espejismo, pues conforme transcurrieron los primeros cinco minutos, los visitantes se hicieron cargo del control de la zona ancha y comenzaron a asediar el arco que estrenaba Pachón (ex del Mazagón en la pasada campaña). Así, en el minuto 15, un fenomenal pase de Salvi sobre Jonhy hizo que éste se colara hasta la cocina. Su pase de la muerte fue ejecutado perfectamente por Víctor (0-1). El gol asentó en el terreno de juego, aún más, a un Nerva que desbordaba una y otra vez al bando local, que naufragaba sin poner enmiendas. Los blanquiazules eran arrasados por un juego vertical y cargado de toques que hacía presagiar una abultada victoria de los de Antonio Espinosa.

La superioridad casi toma forma de un nuevo tanto en el minuto 27, cuando un centro desde la banda izquierda es cabeceado por Abelardo. El cuero pega en el travesaño y bota en la misma línea de meta. La jugada, con el correspondiente ¡uy! De la grada, que termina en un córner que se lanzó sin consecuencias para los intereses campilleros. Con esta tónica de dominio forastero cogieron los equipos el camino de los vestuarios y, mientras tanto, el público nervense se frotaba las manos ante el despliegue de fútbol ofrecido por los suyos. La afición salvocheana, por el contrario, esperaba una reacción de los pupilos de Paco Marmesá para poder así enderezar el rumbo en la segunda mitad bajo el recuerdo de tardes no muy lejanas en el tiempo.

Nada más lejos de la realidad, porque la reanudación trajo a los locales más congoja si cabe. Y es que, nuevamente, se volvieron a encontrar con un Nerva superior que no les daba tregua. De esta forma, resignados, vieron cómo en el minuto 54 un centro raso al segundo palo lo convertía en gol un atento Abelardo. Era el 0-2. El enfrentamiento estaba visto para sentencia. El marcador, era inapelable. Esto se confirmó en los minutos siguientes, en los que poco más hubo que destacar al margen del querer y no poder de un Campillo vapuleado por un enemigo que, según lo presenciado sobre el Valero Rojas, acudía a la cita con un partido muy estudiado y que, al menos en el día de ayer, ejecutó el guión de su entrenador a la perfección.

Campillo

0

Nerva

2

Campillo

Pachón, Fernando Pineda, Liberto (Jorge, 69’), Alberto, Raúl, Jero, Rubén (Pinilla, 56’), Juan Antonio, Emilio, Víctor Vizcaíno (Dani Rachón, 74’) y Javier Vespasiano.

Nerva

Adrián, Javi, Enrique, Sergio, Pablo Palomares, Darío, Juanvi (David, 74’), Jonhy (Alejandro, 68’), Abelardo, Salvi y Víctor.

Goles:

0-1, Víctor (15’). 0-2, Abelardo (54’).

Árbitro:

Orozco Salguero, auxiliado en las bandas por Camacho Salas y Sánchez Ojeda. Bien en líneas generales. Vieron la amarilla los locales Liberto (13’) y Alberto, este último en dos ocasiones (65’ y 80’), por lo que tuvo que abandonar el terreno de juego; y el visitante Salvi (23’).

Incidencias:

Buena entrada en el Municipal Francisco Valero Rojas en una tarde primaveral y con una nutrida presencia de seguidores nervenses en las gradas.

F. Javier Sánchez / Huelva Información

 

Lunes, 21 de Febrero de 2011 17:44. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris