Facebook Twitter Google +1     Admin

Cuaresma renunció a la extra de Navidad por “solidaridad” con la plantilla municipal

El PSOE lo consideró “insuficiente ante el sueldo irresponsable que se asignó pese a la advertencia de la Intervención” y le espetó que “no hable de generosidad tras hipotecar el pueblo por un crédito de 132.885 euros cuando su sueldo costará 186.000”

EL CAMPILLO. El alcalde de El Campillo, Francisco Javier Cuaresma (PA) no cobró su paga extraordinaria del pasado mes de diciembre de 2012 después de renunciar a ella en el Pleno ordinario de septiembre por “por solidaridad” con los trabajadores municipales, a los que el Ejecutivo del conservador Mariano Rajoy les suspendió la suya, como al resto de empleados públicos, mediante un decreto ley aprobado en verano (en ese instante, la plantilla del Consistorio aún no había cobrado la de julio; en diciembre aún le debían la mitad). Los cinco concejales del grupo socialista se abstuvieron porque “no es suficiente”, aseveró su viceportavoz, Pablo Pineda. “Ya votamos en contra de su liberación, por ser desorbitada e insostenible para las cuentas de un ayuntamiento pequeño como el de nuestro pueblo y esta realidad no cambia con la eliminación de sólo una de sus 14 nóminas anuales”. El también vicesecretario general del PSOE salvocheano espetó que “el suyo, señor Cuaresma, no es, por tanto, ningún gesto de generosidad, sino una obligación moral que hasta puede convertirse en un imperativo legal dentro de los ajustes del Gobierno central”.

Pablo Pineda ahondó en la presunta magnanimidad de la acción del regidor andalucista y concluyó: “No hable de solidaridad cuando su sueldo va a costar a las arcas municipales en cuatro años (con la complicidad de su socio, el PP de Manuela Caro, que aceptó su remuneración) unos 186.000 euros y usted ha hipotecado nuestro pueblo durante 12 años, tres legislaturas completas, por mucho menos, por un crédito de 132.885,22 euros y el severo e injustificado Plan de Ajuste que le acompaña como aval bancario”. Un dinero que, como recuerdan desde la Casa del Pueblo, “se tendrá que devolver a un interés del 5,94 por ciento o, lo que es lo mismo, bajo unas condiciones más propias de la usura”. El número 2 del PSOE local apostillaba que “solidaridad sería que usted no cobrara nada del Consistorio (como la totalidad de los alcaldes que le han precedido desde 1979) o, al menos, que sólo percibiera la mitad de lo que recibe, pues así habría ahorrado a los campilleros ese préstamo y los posteriores presupuestos que nos conducirán a una más que probable intervención”. Cuaresma replicó: “Para mí, sí se trata de un ejercicio de solidaridad”.

El debate de ese salario de 33.936 euros brutos al año (más los 12.500 euros de costes de Seguridad Social que ha de sufragar el Ayuntamiento por ejercicio a causa del mismo) colea desde que el Grupo Socialista constatara la advertencia con la que, en junio de 2011, la propia secretaria-interventora de entonces prevenía al alcalde, Francisco Javier Cuaresma (PA), de que era una cantidad excesiva, aviso que el regidor nacionalista desoyó. Desde entonces, desde la Casa del Pueblo insisten en la “actitud egoísta” y el “ánimo de lucro” del líder de los andalucistas campilleros. El PSOE sostiene, incluso, que ya ha dado muestras “inequívocas” de ello, como cuando en el Pleno orgánico del presente mandato “miró con desdén a la funcionaria del Consistorio tras aclarar ésta a la oposición que la cuantía de sus nóminas extraordinarias era algo inferior a la de las ordinarias”. La supresión de esa paga de Navidad “no es ninguna excepción”, incide la formación del puño y la rosa: “no es ningún gesto solidario, como tampoco lo fue aquella vez que anunció con vehemencia que ya se había bajado su sueldo cuando sólo cobraba algo menos por la subida del IRPF impuesta por Rajoy a todos los españoles”.

Miércoles, 13 de Febrero de 2013 19:37. Pablo Pineda #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris