Facebook Twitter Google +1     Admin

El traslado al edificio polivalente pone en jaque al Centro de Educación Permanente

Buena parte del alumnado mayor no puede acceder a las clases tras el cambio a una planta alta ante la falta de ascensor · Las aulas carecen de espacio suficiente para los grupos completos · La baja de matrículas podría derivar en la pérdida de profesores e, incluso, en la desaparición de esta enseñanza pública en El Campillo

EL CAMPILLO. La decisión de la coalición PA-PP de convertir en guardería las instalaciones del antiguo parvulario (con un proyecto que absorberá 90.607,20 euros del Programa de Fomento del Empleo Agrario -PFEA- 2012), como han denunciado los socialistas, “ha desahuciado” al Centro de Educación Permanente de El Campillo, que se ha visto abocado desde el inicio del curso a un “verdadero destierro” en la planta alta del edificio polivalente de la calle Sevilla. Un espacio que se antojaba “inaccesible” para muchos de sus alumnos a causa de la aún no puesta en funcionamiento del ascensor (incluso con él en marcha, tampoco es la solución, puesto que un día se puede averiar o producirse un apagón) y con un aula sin los metros suficientes para dar cabida a todos los estudiantes que integran los distintos grupos. El traslado, además, se ha efectuado antes de que el complejo multiusos reúna las condiciones básicas de habitabilidad.

La consecuencia es “aterradora”. Buena parte de los mayores que acuden cada día a clase para aprender con esa formación que se les negó en su juventud, que aprovechan con ilusión esta segunda oportunidad que le brinda el Estado del Bienestar, “el mismo que la derecha parece resuelta a desmantelar”, se ha visto apartada de esa libertad. Muchos se quedaron en la calle, llorando, por no poder subir. Todo, ante la “indolencia” del Gobierno local que encabezan el alcalde, el andalucista Francisco Javier Cuaresma, y la primera teniente de alcalde, la conservadora Manuela Caro, “los mismos que ya los agraviaron con antelación con un recorte del 30 por ciento en la partida anual que le corresponde al Centro de Educación Permanente del Presupuesto municipal. Ni PA ni PP han querido, a juicio del PSOE, dar una salida a este problema, “con lo que privan a este alumnado de su derecho constitucional a una enseñanza digna e igualitaria y al acceso a un lugar público sin barreras arquitectónicas”.

El grupo socialista presentó al Pleno una moción con la que instaba al equipo de Gobierno nacionalista-popular a dotar con la mayor celeridad posible a la Enseñanza Pública Permanente de una ubicación digna que reúna las características propias de un centro educativo de calidad y con la adecuada accesibilidad. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento, Susana Rivas, apeló a que, a ser posible, se recuperara la misma que ya ocupaba hasta ahora, porque, de hecho, estaba catalogada por la Junta de Andalucía como una de las mejores (“si no la mejor”) de toda la provincia de Huelva. En la misma línea, dejó claro que la responsabilidad de cualquier cambio de localización recae, en exclusiva, sobre quienes dirigen el Consistorio, tras recordar, además, que, para la Consejería de Educación, Cultura y Deporte, la sede oficial es aún la anterior.

PP y PA votaron en contra. Se enrocaron en su posición y no aceptaron otra cosa que no fuera mantenerla en la planta superior del edificio polivalente, según expresan desde la Casa del Pueblo, “exentos del más mínimo atisbo de sensibilidad hacia la más que justificada oposición del propio Centro y su alumnado”, compuesto por más de 60 personas. Una “crueldad” que, como señaló Susana Rivas, conducirá “de un modo irremediable” a la baja de un importante número de mayores, que quedan “desamparados”, y, con ello, “pone en jaque el futuro de esta enseñanza pública en nuestro pueblo”, en la medida en que, si cae el índice de matriculación, también lo hará el número de profesores asignados por la Administración y, probablemente, si se agudiza, hasta desaparecería el Centro de El Campillo. Cuaresma se limitó a decir que “el compromiso de este equipo de Gobierno es dotar a todos los colectivos de una ubicación digna para el desarrollo de sus actividades”, para concluir que “no vemos la moción y, por tanto, no la vamos a aprobar”.

Viernes, 15 de Febrero de 2013 21:57. Pablo Pineda #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris