Facebook Twitter Google +1     Admin

El PSOE reclama a PA-PP que no exija a vecinos canalizar las aguas pluviales a la acera

Los socialistas campilleros denuncian que este nuevo sacrificio que se le impone a la ciudadanía contraviene las normas subsidiarias, ya que el desagüe ha de conectarse directamente al alcantarillado

EL CAMPILLO. Ante el requerimiento por parte del Ayuntamiento de El Campillo a decenas de vecinos de la localidad minera a afrontar los costes de la colocación de una bajante para la canalización de las aguas pluviales, en lugar de en altura, “directamente sobre la acera”, el PSOE ha exigido a la alianza PA-PP que retire la medida de inmediato. La primera razón que esgrimen los socialistas es clara: “porque no es de recibo que se le pida más sacrificios a la ciudadanía en los tiempos que corren”, un punto en el que desde la Casa del Pueblo subrayan que buena parte de los afectados son desempleados o jubilados que “no pueden permitirse un desembolso extra que, en algunos casos, ronda los 200 euros”.

La económica no es la única cuestión que pone el PSOE encima de la mesa. La secretaria general, Susana Rivas Pineda, ha argumentado, en este sentido, que la medida y la solución dada al problema del vertido de las aguas de la lluvia desde los tejados a la vía pública “contraviene las Normas Subsidiarias vigentes en el municipio minero, ya que éstas marcan que el desagüe ha de conectarse a la red del alcantarillado urbano, “unas obras que habría de acometer y sufragar el propio Ayuntamiento, no los vecinos”. De igual modo, los socialistas campilleros sostienen que colocar una bajante sólo hasta la acera, aunque elimine la caída desde la altura, también provoca molestias a los viandantes, puesto que esa canalización causaría inundaciones de las zonas peatonales.

El PSOE, que lanzó esta petición en el pleno sin obtener respuesta por parte del equipo de Gobierno nacionalista-popular, ha puesto al servicio de los afectados un formulario de reclamación para evitar así que el Ayuntamiento pueda tratar de sancionar a quienes “no quieran o no puedan” asumir el coste de una actuación que, “entre otras cosas, no cumple con lo establecido por la normativa que rige el planeamiento urbanístico de El Campillo”. No en vano, como exponen los socialistas, el alcalde, Francisco Javier Cuaresma (PA), daba, en la notificación enviada a todas las viviendas que se encuentran en esta situación, un plazo máximo de tres meses para acometer la colocación de la bajante.

Viernes, 29 de Marzo de 2013 15:00. Pablo Pineda #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris