Facebook Twitter Google +1     Admin

Riotinto pide la suspensión del proyecto de Emed

El Ayuntamiento solicita a la Junta la paralización del permiso ambiental · El PP reclamó al Gobierno andaluz la reapertura de la mina en tres meses

La suspensión del proyecto de reapertura de la mina de Riotinto. Ésa es la petición realizada por el Ayuntamiento de la localidad a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente. En concreto, el Consistorio riotinteño ha reclamado la paralización de la Autorización Ambiental Unificada (AAU), tramitada actualmente por este departamento de la Junta de Andalucía en Huelva y necesaria para la puesta en marcha de la explotación minera. Así se recoge en un escrito que el propio Ayuntamiento ha remitido a la citada delegación provincial y en el que se exponen los motivos esgrimidos por el Consistorio riotinteño. Según ha podido saber este periódico, reclama la paralización de la AAU mientras que la compañía EMED Tartessus, promotora del proyecto, no resuelva una serie de inconvenientes para las barriadas de La Dehesa y El Alto de la Mesa.

Con esta petición, el Ayuntamiento se ha hecho eco de varias demandas realizadas por los propios vecinos de las citadas poblaciones y a las que ha tenido acceso esta redacción. En concreto, reclaman una serie de medidas correctoras en materia de contaminación acústica y atmosférica, al tiempo que advierten del peligro de hundimiento que pueden correr las casas de El Alto de la Mesa si finalmente Emed Tartessus lleva a cabo la explotación de Filón Sur.

Los vecinos denuncian que el proyecto presentado por la compañía minera no plantea medidas para corregir o paliar ni las emisiones de polvo a la atmósfera ni la contaminación acústica junto a núcleos que, como es el caso de La Dehesa, se sitúan a 200 metros de los depósitos de minerales triturados al aire libre y a 500 metros de las instalaciones de trituración y molienda. Por un lado, aseguran que “los minerales triturados gruesos caerían desde una altura de 10 metros con la consiguiente generación de polvo”, mientras que, por otra parte, inciden en el ruido que generarían tanto las instalaciones industriales de trituración y molienda como los alrededor de “20.000 camiones al año que en su gran mayoría atravesarán Minas de Riotinto a lo largo del límite de la barriada de Bella Vista”, añaden.

Especial es la incidencia que, según los vecinos, podría tener la explotación minera para el poblado de El Alto de la Mesa, que se ubica sobre la explotación denominada como Filón Sur. Aseguran que, según el proyecto de Emed, a los pies de las casas de la zona se abrirá un hueco de más de 12 millones de metros cúbicos, por lo que “la realidad es que nuestras casas se van a asomar a un vacío de 300 metros en vertical”. Asimismo, afirman que las casas están construidas sobre una zona gossanizada y, por lo tanto, más inestable que las rocas subyacentes, al tiempo que señalan que no consta que se hayan realizado estudios geotécnicos de estabilidad de los taludes de operación en esta zona ni que se hayan dispuesto elementos específicos para controlar el daño que se podría causar.

Al margen de los peligros advertidos por los vecinos de las citadas barriadas, de los que se ha hecho eco el Ayuntamiento de Minas de Riotinto, la reclamación realizada por el propio Consistorio, gobernado por el Partido Popular, contrasta con la reclamación realizada este mismo fin de semana por la dirección provincial de este partido, que pidió a la Junta de Andalucía que proceda a la concesión de los derechos para la reapertura de la mina en un plazo máximo de tres meses.

Desde el PP anunciaron, en esta línea, la presentación de una Proposición No de Ley que se votará el próximo jueves en la Comisión de Empleo del Parlamento andaluz en la que reclama a la Junta de Andalucía “que solvente, en el plazo máximo de tres meses, todas las trabas que ha puesto hasta ahora para la reapertura de la mina de Riotinto”. La vicesecretaria de Política Social del PP de Andalucía y parlamentaria regional, Loles López, destacó que “la Junta debe conceder de una vez los derechos mineros y realizar todas las actuaciones necesarias para la reapertura de la mina de Riotinto con todas las garantía legales medioambientales”.

Asimismo, la también alcaldesa de Valverde del Camino indicó que “desde hace años el PP viene trabajando junto a la ciudadanía de la comarca de la Cuenca Minera por la reapertura de la mina”, tras lo que indicó que este proyecto “siempre ha estado bloqueado por la Junta de Andalucía”. En este sentido, la representante del Partido Popular incidió en que “el PSOE, coincidiendo con los tres últimos procesos electorales, ha dado hasta tres fechas distintas para la concesión de los derechos mineros a la empresa que está dispuesta a abrir la mina, sin cumplir ninguno de esos tres plazos. Ha pasado un año desde que gobiernan PSOE e IU -añadió- y la mina sigue cerrada”.

López indicó que, por ello, esta iniciativa vuelve al Parlamento. “Para urgir a la Junta a facilitar de una vez por todas la reapertura de la mina y a dejar de poner trabas”, dijo, tras lo que señaló que “no sabemos qué intereses inconfesables tiene el PSOE para seguir bloqueando la mina, cuando es un proyecto que generará 1.200 puestos de trabajo en una comarca con el 50 por ciento de su población activa en paro”, agregó. A este respecto, la dirigente del PP señaló que los ciudadanos y los mineros “están hartos ya de las mentiras de la Junta y del PSOE y de sus engaños cada vez que se ha acercado a la comarca alguno de sus representantes”, dijo, a lo que añadió que “la reapertura de la mina es una demanda social y ya no caben más mentiras”.

La dirigente popular también aprovechó para reclamar al vicepresidente de la Junta y coordinador regional de IU, Diego Valderas, que su formación política, “ahora que forma parte del Gobierno andaluz, presione.

Las alegaciones, extemporáneas al no estar la AAU en exposición pública

Las alegaciones presentadas por el Ayuntamiento de Minas de Riotinto se han remitido a la Delegación Territorial de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta de Andalucía de forma extemporánea, ya que el expediente de la Autorización Ambiental Unificada que tramita la propia delegación aún no se encuentra en proceso de exposición pública. De esta forma, el Consistorio riotinteño todavía no podría presentar las citadas alegaciones, por lo que la Junta tampoco podría dar respuesta ni positiva ni negativa a la petición del Ayuntamiento. La Delegación de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente de la Junta sigue adelante con la tramitación de la Autorización Ambiental Unificada y espera que en breve pase a exposición pública.

LAS TRES ALEGACIONES

Viviendas

El escrito presentado por el Ayuntamiento de Riotinto advierte de los posibles peligros que podría acarrear la explotación minera de Filón Sur para las viviendas del Alto de la Mesa, situadas sobre este talud sur de Cerro Colorado. De esta manera el Consistorio se hace eco de una demanda realizada por los vecinos, que aseguran que las casas asomarían a un vacío de 300 metros en vertical y que no consta que se hayan realizado estudios geotécnicos de estabilidad de los taludes ni que se hayan dispuesto elementos específicos para controlar el daño que se podría causar en unas casas construidas en una zona gossanizada y por tanto más inestable.

Polvo

La contaminación atmosférica constituye otro de los motivos en que se basa el Ayuntamiento de Riotinto para pedir la paralización de la Autorización Ambiental Unificada. De esta forma, el Consistorio también se hace eco de una denuncia de los vecinos, que advierten de que el proyecto de Emed no plantea medidas para corregir las emisiones de polvo que se producirían a unos 200 metros de las viviendas de La Dehesa. En concreto, indican que los minerales triturados gruesos caerían desde una altura de 10 metros, lo que supondría una generación de polvo junto al citado núcleo poblacional de la localidad.

Ruido

Otra de las razones esgrimidas por el Ayuntamiento de Minas de Riotinto es la posible falta de medidas correctoras de la contaminación acústica. También en este punto, el Consistorio recoge una demanda de los vecinos de los núcleos afectados como La Dehesa, que se sitúa a 500 metros de las instalaciones de trituración y molienda, que son las que mayor ruido generan. A ello hay que añadir, según los vecinos, la falta de medidas para corregir el ruido que generaría el tránsito de los alrededor de 20.000 camiones al año que, en su gran mayoría, atravesarían el pueblo de Minas de Riotinto a lo largo de todo el límite de la barriada de Bella Vista.

La petición evidencia una contradicción en el PP

La alcaldesa de Minas de Riotinto se desmarca de los dirigentes de su partido · El PSOE critica que pidan la apertura en tres meses y, al mismo tiempo, la paralización

La petición realizada por el Ayuntamiento de Minas Riotinto evidencia una contradicción interna en el seno del Partido Popular sobre la reapertura de la mina. De hecho, al mismo tiempo que la alcaldesa de la localidad, Rosa Caballero (PP), reclama a la Junta de Andalucía la paralización de la Autorización Ambiental Unificada al proyecto de Emed Tartessus, desde esta formación exigen al Gobierno andaluz que resuelva la tramitación para la reapertura de la mina en un plazo de tres meses. El propio grupo parlamentario del PP ya ha registrado una Proposición no de Ley en el Parlamento de Andalucía en la que se pide precisamente eso: que la Junta conceda los derechos mineros al proyecto de Riotinto en un máximo de 90 días. La iniciativa será debatida en la cámara autonómica el próximo jueves, por lo que mañana podrían evidenciarse de nuevo las diferencias entre el PP de Huelva y su alcaldesa de Minas de Riotinto.

No es la primera vez que la Dirección provincial del partido y los dirigentes locales riotinteños difieren sobre el proyecto de reapertura que lidera la compañía Emed Tartessus. Poco antes de las pasadas Elecciones Autonómicas de marzo de 2012, el representante del Ayuntamiento de Riotinto en la Plataforma por la Apertura de la Mina dio su apoyo a un documento, elaborado en el seno de esta organización, en el que todos los agentes sociales, económicos e institucionales mostraban su respaldo a la hoja de ruta seguida por la Junta de Andalucía en la tramitación de la reapertura de la mina. La firma del representante del PP en el Consistorio riotinteño difería claramente con la posición que desde meses antes mantenía la dirección provincial del partido, que basó gran parte de su campaña electoral en trasladar que el retraso en la reapertura de la mina sólo obedecía a las “trabas” del Gobierno andaluz y a la falta de voluntad política del PSOE para la puesta en explotación de los históricos yacimientos mineros.

El PSOE de Huelva se hizo el lunes eco de la nueva contradicción evidenciada en el seno interno del PP. El secretario de Organización de los socialistas onubenses, Jesús Ferrera, criticó que mientras el PP exige la reapertura inmediata de la mina, la alcaldesa de Riotinto solicite la paralización. “Cómo se puede estar reclamando que la mina se abra en tres meses y al mismo tiempo pidiendo la paralización de la Autorización Ambiental Unificada, como está haciendo la señora Rosa Caballero, alcaldesa de Riotinto, del Partido Popular”, indicó Ferrera. El también diputado por Huelva en el Parlamento de Andalucía se preguntó si, en el PP, “cada uno tira de la manta por el pico que puede”.

La reapertura de la mina de Riotinto marca desde hace años una de las principales polémicas políticas entre PSOE y PP en la provincia de Huelva. Mientras el Partido Popular ha aprovechado los retrasos del proyecto para atribuir su paralización a la Junta de Andalucía, desde el Partido Socialista siempre han defendido la reapertura de Riotinto con todas las garantías de carácter legal, social y medioambiental.

Víctor Pineda / El Periódico de Huelva

 

Miércoles, 10 de Abril de 2013 09:39. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris