Facebook Twitter Google +1     Admin

Indignación total ante el hallazgo de restos humanos del cementerio en Los Cipreses

20140310175738-huesos-humanos-en-el-parque-los-cipreses-de-el-campillo.jpg

Las redes sociales echan humo con un mensaje claro: “Cuaresma, dimisión” · PSOE y PP piden explicaciones y la marcha del alcalde · El PA responsabiliza a la empresa adjudicataria de las obras del campo santo

EL CAMPILLO. Las redes sociales echan humo. El mensaje “Cuaresma, dimisión” se extiende, de una u otra manera, por los perfiles de facebook de numerosos ciudadanos. La secretaria general del PSOE, Susana Rivas, pide explicaciones y responsabilidades políticas ante una “tropelía sin precedentes”. El PP que encabeza Manuela Caro, que sostiene al PA en minoría en el Gobierno municipal tras la ruptura del pacto que mantenían ambas fuerzas, reclama la dimisión e insinúa que trabaja en una propuesta para que el alcalde, el nacionalista Francisco Javier Cuaresma, deje de serlo para que otro edil tome el bastón de mando. El regidor, en un comunicado, lanza las culpas sobre la empresa que acomete las obras de mejora del cementerio municipal. La indignación es máxima ante el arrojo de restos humanos procedentes del osario del cementerio en el Parque Municipal Los Cipreses y otros puntos de El Campillo como la cancha de tiro al plato.

La noticia saltaba el sábado por la noche, cuando agentes de la Guardia Civil y la Policía Judicial, tras recibir la denuncia de vecinos de la localidad, acudían al Parque Municipal Los Cipreses para tomar imágenes y muestras del lugar en el que se hallaban los huesos, según la propia Benemérita, en una cantidad abundante.  La investigación se alargó hasta las 4 de la madrugada. Al día siguiente, a primera hora, el Ayuntamiento procedía a su retirada. Pero no acabaría ahí. A mediodía del domingo miembros del Grupo Municipal Socialista acudieron a la cancha de tiro al plato ante el rumor de que allí también se habían depositado restos. Se confirmó y se repitió el proceso. Tras la llamada al 062, la Policía Judicial, a la que el alcalde, que la noche antes había declarado en el cuartel de Zalamea la Real hasta las 2:00 de la madrugada, no advirtió que hubiera más focos, volvió a El Campillo y ordenó de nuevo la retirada tras realizar las pesquisas oportunas.

La alarma se extendió de inmediato entre los habitantes del municipio, que no entienden cómo se puede atentar así contra la dignidad de esos seres humanos que yacían en el campo santo, contra sus restos, tirados en cualquier sitio y de cualquier manera como si de basura se tratara. “Merecen más respeto”, denunciaba el concejal socialista Pablo Pineda, que hacía alusión también al riesgo sanitario “innecesario” al que se había expuesto, en especial, a los más pequeños, por el peligro que entrañaba para ellos el simple hecho de que puedan acercarse a esos restos mientras juegan en un espacio público como es un Parque Municipal, declarado, además, como recordaba, Zona de Especial Protección. Los socialistas insistían en que el alcalde “tiene que dar explicaciones al pueblo, muchas, y no eludir ni culpas en perjuicio de los trabajadores ni responsabilidades políticas, ni la más mínima. Porque esto es inadmisible. Porque esto no se puede consentir”.

El PP se sumaba. La hasta no hace mucho primera teniente de alcalde, la popular Manuela Caro, aludía, incluso, a una manifiesta “incompetencia personal y política” que viene a justificar aún más el fin de la alianza nacionalista-conservadora (cuatro y dos concejales frente a los cinco del PSOE) que suscribieron las dos formaciones en junio de 2011 y que tocó a su fin el pasado 18 de diciembre. Desde las redes sociales le invitaba a reflexionar sobre sus capacidades y a permitir que “otros ocupen la primera línea de la toma decisiones”, porque el pueblo “no vota a una persona sino a todo un equipo”. Caro abogaba por la búsqueda de una “solución inmediata” en la que “primen los intereses generales sobre los particulares”. Ya hoy, a través de un comunicado, pedía la dimisión ante la “gota que colma el vaso” de las “meteduras de pata constantes” y las medidas “descabelladas” del único regidor andalucista de toda la provincia. Los calificativos ante tales acontecimientos coinciden: “inadmisible”.

La reacción de Francisco Javier Cuaresma, ilocalizable durante el domingo (y poco receptivo en la mañana de hoy) para la multitud de medios de comunicación, tanto de radio y televisión como de prensa escrita, ha llegado en una nota informativa en la que manifiesta su sorpresa por el hallazgo de los huesos humanos en el Parque Los Cipreses (y en la cancha de tiro al plato) y en la que defiende la “máxima celeridad con la que ha procedido el equipo de Gobierno a la limpieza, retirada y posterior custodia de los restos para darle el tratamiento adecuado”. Según el alcalde, el Ayuntamiento sólo autorizó a la empresa adjudicataria de los trabajos de remodelación del cementerio municipal a depositar en el Parque “madera para su quema” (no menciona ni piezas óseas ni escombros) junto con los desechos de las podas de árboles que se realizan en estos momentos por el casco urbano, ante lo que anuncia la apertura de un expediente informativo para depurar las responsabilidades derivadas de esta mala actuación”.

La respuesta no convence. Nada más conocerla, distintos miembros de la dirección del PSOE ya sentenciaban que el contenido de ese texto sólo venía a ratificar “lo que ya esperábamos”, que el alcalde “no quiere dar explicaciones reales sobre un hecho tan grave como el esparcimiento de restos humanos del osario municipal, como mínimo, en el Parque Los Cipreses y en la cancha de tiro al plato”. Desde la Casa del Pueblo son tajantes: “Se esconde. Se escuda en echar las culpas a los trabajadores con un comunicado indecente y hasta se niega a atender a la prensa que quiere informar de lo ocurrido, porque es un escándalo y la ciudadanía tiene derecho a saber. Si no da la cara hay que obligarle a darla, en un Pleno extraordinario o una asamblea pública. Y si tampoco así la da, sólo queda obligarle a dimitir, porque está claro que él jamás se planteará hacerlo”, culminan los socialistas. Mientras tanto, la indignación sigue en las redes, con amagos, incluso de convocatorias de concentraciones ante el Ayuntamiento.

Lunes, 10 de Marzo de 2014 17:57. Pablo Pineda Ortega #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris