Facebook Twitter Google +1     Admin

Emed Tartessus entrega a la Junta un nuevo plan para reabrir la mina

La empresa, tras descartar la Junta su primer proyecto por "no aportar garantías de seguridad ni innovación", prevé ahora invertir 211 millones de euros con un horizonte de explotación de 10 años

CUENCA MINERA. Emed Tartessus se mantiene firme en su intención de reabrir la línea del cobre de Río Tinto. La filial de la multinacional de capital chipriota Emed Mining ha entregado recientemente a la Junta de Andalucía y al Gobierno central el nuevo proyecto que prometió diseñar después de que, a principios de abril, el ya ex consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, Francisco Vallejo, descartara su primera versión por considerar que “no aportaba innovación, valor añadido ni seguridad” y abogara por un replanteamiento del mismo.

La empresa, que compartió las críticas de la Administración autonómica y asumió la necesidad de introducir mejoras técnicas, prevé ahora realizar una inversión de 211 millones de euros con la mirada puesta en un horizonte de explotación de diez años. El plan, cuya puesta en marcha acumula años de retraso, contempla la contratación de un total de 350 trabajadores.

No obstante, esa inyección de capital sólo constituye uno de los puntos del proyecto, ya que a esos 211 millones se sumarán unos “fuertes avales sociales y medioambientales” para el final ordenado de la actividad que rondarán los 24 millones de euros. De igual modo, se estipula la constitución de una póliza de seguros sobre las balsas mineras de entre 40 y 70 millones de euros más con los que se garantizaría la recuperación medioambiental en caso de accidente. Y es que más de 90 millones de toneladas de lodos tóxicos apuntarían directamente al río Odiel a través del Tintillo.

Emed Tartessus tampoco se olvida del contexto, de modo que incluye una serie de medidas para la diversificación industrial de la Cuenca Minera con el fin de esquivar su histórica dependencia de la metalurgia. De hecho, ésta es la principal preocupación de la Junta de Andalucía, que considera imprescindible evitar que la zona caiga de nuevo en las garras del monocultivo del cobre. La mina, para la Administración autonómica, como asevera la parlamentaria socialista Susana Rivas, no puede comprometer el desarrollo de actividades económicas alternativas.

Con respecto al periodo de explotación se pronunció el secretario de la Federación de Industrias y Afines de UGT-Huelva, Luciano Gómez, quien explicó que la empresa, al hablar de diez años de actividad, se muestra “conservadora”, pues, a su juicio, las reservas certificadas en la actualidad dan un margen de maniobra de un mínimo de 14 años. Un tiempo que, después de la campaña de sondeos programada, podría verse ampliado hasta los 20 ó 25 años.

Ahora la pelota está en el tejado de la Junta de Andalucía, que tendrá que pronunciarse sobre el nuevo proyecto presentado por la filial de Emed Mining y dar una respuesta sobre la viabilidad de la concesión de las licencias mineras. Mientras tanto, UGT insta a la compañía que pretende reabrir la línea del cobre desde 2007 a que inicie las negociaciones del convenio colectivo aplicable a los contratos tanto de la plantilla actual como de la futura para, así, “normalizar las condiciones laborales de los trabajadores”.

La multinacional presenta en Londres una inversión de 4 millones para Río Tinto en 2009

La multinacional chipriota Emed Mining ha presentado este mes sus cuentas y el informe anual de actividades a sus socios en Londres, un documento en el que contempla, para el denominado Proyecto Río Tinto, una inversión de 4 millones de euros para el presente ejercicio 2009. Con esta cifra garantiza el medio centenar de puestos de trabajo que mantiene en la actualidad en las instalaciones de la Cuenca Minera, tanto en la unidad industrial como en las presas mineras, sobre todo, en la de Aguzadera.

El informe anual refleja algunos datos económicos relevantes. Las reservas financieras hasta 2010 quedan fijadas en 10 millones de libras, una cifra que ha crecido en paralelo a la puesta en marcha de distintos proyectos. Para la consecución de estos fines, además, en 2009 se ha reducido el presupuesto desde los 13,2 millones de euros de 2008 hasta los 6,2 del presente año. De ellos, cuatro millones, el 65 por ciento, tienen como destino el Proyecto Río Tinto, frente a los 8,3 millones que se gastaron en el ejercicio anterior.

Confianza

El presidente de Emed Mining, Ronnie Beevor, tras destacar que el equipo directivo de Emed Tartessus se ha bajado el sueldo en un 25 por ciento desde el pasado mes de marzo, asegura, en una carta recogida en el informe anual, que la multinacional chipriota, “a pesar del actual clima de recesión, progresa en sus dos iniciativas principales” y añade que “el proyecto de oro en Detva es viable y la recuperación del precio del cobre hace estimar que el de Río Tinto también lo es”.

El consejero delegado de Emed Mining, Harry Anagnostaras-Adams, por su parte, anunció que se prevé instalar en Río Tinto la oficina central de operaciones y técnica de la matriz, lo que prueba el compromiso de la compañía con el desarrollo de la comarca. Asimismo, sentenció que la mayor mina de cobre de España "se puede abrir y, además, en condiciones de seguridad y rentabilidad".

Lunes, 25 de Mayo de 2009 14:15. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris