Facebook Twitter Google +1     Admin

Imparable

20091111153813-jairo-marca-el-1-1.jpg

El Campillo continúa su racha tras ganar al San Telmo en un partido que perdía 2-3 en el minuto 82  · Javi Vespasiano, vuelve en forma de garantía de gol

EL CAMPILLO. Imparable. El Campillo sumó el domingo ante el San Telmo una nueva victoria (la quinta en seis partidos), que, además, le permite abrir una brecha importante con sus inmediatos perseguidores: Zalamea y Nerva. Y lo hizo de manera épica, tras remontar un 2-3 en un encuentro gris, marcado por el fuerte viento y la falta de ideas y juego por parte de los pupilos de Arsenio Piñero. La garra, el corazón y la fortaleza física, sin embargo, bastaron para encerrar en su campo al San Telmo y levantar el partido en cinco minutos mágicos.

La primera mitad fue anodina, para olvidar. Los locales eran incapaces de encadenar más de dos o tres toques seguidos. El centro del campo estaba desaparecido y las bandas, en especial, la izquierda, eran inexistentes. Sólo Jairo y Emilio trataban de poner en aprietos a la zaga visitante, pero sin éxito alguno. El San Telmo, por su parte, tenía muy claro su papel. Con el viento a favor, no cesaron de colgar balones lejanos al área defendida por el meta Manuel David. En uno de ellos, Juanito hizo el 1-0. Era el minuto cinco.

Nada cambió con el tanto. El juego siguió insulso y el Campillo continuó sin ideas. El San Telmo, incluso, pudo agrandar la herida con su envíos largos. Manuel David evitó, sobre todo, al desviar una cabezazo a bocajarro de Juanito, que la cuenta se ampliara a favor de los de Olivares. Dos minutos después, en el 14’, los locales, tras varios rechaces, establecieron la igualada. Jairo tocó lo justo para desviar un disparo desde el borde del área y alojarlo en la red ante un impasible José Antonio. Con el 1-1 se acabó la historia del primer tiempo.

Tras la reanudación, los locales tampoco despertaron, lo cual aprovechó el San Telmo para adueñarse de la parcela ancha. Pero no había ocasiones, el aburrimiento hacía mella en los aficionados, al menos hasta el minuto 77, cuando Juanito marcó un golazo desde fuera del área. El cuero se coló por toda la escuadra tras tocar el travesaño. Era el 1-2, cuya celebración le costó la segunda amarilla al ariete foráneo por abandonar el campo para abrazar a un familiar. Y en la siguiente jugada Javi Vespasiano empataba de nuevo la contienda.

No fue hasta ese instante cuando los hombres de Arsenio Piñero empezaron a confiar realmente en la victoria, aunque no iban a estar exentos de nuevos sustos, pues un despeja de Manuel David en un balón dividido permitió a Juanfer anotar el 2-3 a falta de sólo ocho minutos para el final. El Campillo, en cambio, lejos de bajar los brazos, se fue decidido hacia la portería rival en un ejercicio de verdadera casta y entrega. Y así llegaron los tantos de Emilio (85’) y Javi Vespasiano (89’), que volvió en forma de garantía de gol, para dar un nuevo triunfo a los blanquiazules.

Miércoles, 11 de Noviembre de 2009 15:35. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris