Facebook Twitter Google +1     Admin

CCOO acusa a Río Tinto Fruit de "dejar colgados" a 250 temporeros del GEA

El sindicato denuncia que la compañía citrícola abusa del recurso de las ETT y que contrata a operarios que luego apenas trabajan diez días al mes

CUENCA MINERA. Presuntas irregularidades en los procesos de contratación, abuso de las Empresas de Trabajo Temporal (ETT) para la absorción de mano de obra barata, empleados fijos discontinuos con seis o siete años de trayectoria que dejan de ser llamados con el inicio de las nuevas campañas agrícolas u operarios que son dados de alta en la Seguridad Social para luego firmar peonadas de apenas tres o cuatro horas y trabajar, como mucho, diez días al mes. Éstas son situaciones que, desde hace meses, incluso años, forman parte de la comidilla de la plantilla de Río Tinto Fruit S.A., pero sin que nadie se atreviera a gritarlo a los cuatro vientos, como si una mordaza, la del miedo a perder el único empleo posible en la Cuenca Minera, por precario que resulte, las mantuviera silenciadas. Ahora, ese velo que tapaba lo evidente, lo que todos, en mayor o menor grado, conocían o, al menos, sospechaban, se ha desecho con la denuncia pública de Comisiones Obreras (CCOO). El hecho de que la compañía de cítricos haya “dejado colgados” en el presente curso a unos 250 temporeros inscritos en el programa de Gestión de Empleo Agrario (GEA) ha proporcionado al secretario provincial de este sindicato, José Delgado, y al dirigente de la sección agroalimentaria, Santiago Lepe, la excusa perfecta.

CC OO considera “inadmisible” que se acuda a ETT para la conformación del grueso de la plantilla cuando “estas 250 personas de comarcas desfavorecidas como la Cuenca, el Andévalo y la Sierra onubenses que acudieron a las jornadas de intermediación organizadas por la Junta de Andalucía en el mes de septiembre con el fin de planificar la campaña agrícola están todavía pendientes de empezar a trabajar”. Una circunstancia por la que Santiago Lepe también pide cuentas a la Asociación de Citricultores de Huelva, entidad que, en las citas de Aracena y Valverde del Camino, “se comprometió a contratar a este grupo para la recolección de naranjas en las fincas de Río Tinto Fruit”. El sindicalista espetó, en este sentido, que “ya no vale el argumento de que estos empleados locales no sirven para el campo, porque tenemos buenas referencias de que los temporeros que han sido contratados para, por ejemplo, la siembra de la fresa han terminado la plantación hasta 15 días antes de lo habitual, de modo que los empresarios están encantados con los resultados”.

Pese a estas acusaciones, no hubo respuesta por parte de la empresa. La filial del grupo Five Senses optó por mantenerse al margen, por no salir a la palestra mediática, ni para reconocer ni para desmentir nada. Y eso pese a que Lepe puso el énfasis en que “Río Tinto Fruit, con su forma de actuar, incurre en incumplimientos graves del Convenio del Campo” que afectan a una plantilla que, en las épocas de temporada alta, ronda el millar de trabajadores. “No se puede evitar a los fijos discontinuos que mantienen una relación laboral con la compañía desde hace seis o siete años para recurrir a operarios adscritos a empresas de trabajo temporal, como tampoco es de recibo que se afilie a la Seguridad Social a temporeros que luego apenas superan las diez jornadas de trabajo en un mes, pues es imposible que subsistan con ese ínfimo salario” que les impide acogerse al subsidio por desempleo. Según los datos del representante de CC OO, los temporeros contratados de forma indirecta constituyen el 60 por ciento de las personas incluidas en nómina en la actualidad, proceden, en su mayoría, de la Costa y cobran en torno a diez euros menos de lo que marca el convenio”. Unas condiciones “de esclavitud” por las que el sindicalista teme que “se esté dando trabajo a inmigrantes sin papeles”.

Apoyo de los alcaldes

Santiago Lepe aludió, además, a la responsabilidad social que no debe perder de vista Río Tinto Fruit, al tratarse de una sociedad que surgió, al igual que otras como Río Tinto Plástico, Tubespa o Nature Pack, en los albores de los años 90 como alternativa a la entonces inviable línea del cobre y al calor de cuantiosas ayudas económicas por parte de las distintas administraciones públicas. Un punto en el que lanzó un llamamiento tanto a los alcaldes de los siete municipios de la Cuenca Minera como al delegado provincial de Empleo y ex regidor socialista de Nerva, Eduardo Manuel Muñoz, para que brinden todo su apoyo a los trabajadores y exijan el respeto a cada una de las cláusulas acordadas en las jornadas de intermediación. Así, el propio Muñoz anunció el viernes que esta misma semana se reuniría con los dirigentes de la comarca y abordaría el conflicto con la empresa, con la defensa de la contratación a ciudadanos de la zona como prioridad. En caso de que no fructifiquen las negociaciones, CC OO se plantea protagonizar movilizaciones por toda la comarca e, incluso, no descarta la huelga general.

Lunes, 23 de Noviembre de 2009 18:10. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris