Facebook Twitter Google +1     Admin

Ecologistas en Acción se opone a la ampliación del vertedero y exige su cierre total

20110708154537-befesa.jpg

La organización presenta alegaciones a la modificación de la autorización ambiental que promueve la Junta porque la instalación de una planta para coincineración en cementera "acrecentará los riesgos del complejo"

CUENCA MINERA. Medio Ambiente ha abierto la tramitación para modificar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) otorgada en 2008 a Befesa, la empresa que gestiona el vertedero de Nerva, y que tiene una vigencia de ocho años. Así, este permiso que se enmarca en la normativa europea se encuentra ahora en proceso de revisión y, como parte interesada, Ecologistas en Acción ha presentado alegaciones. Según advirtió el miércoles el portavoz de esta organización, Juan Romero, la empresa aprovechará esta modificación del marco legal para pedir “un aumento de la capacidad del vertedero en un 22 por ciento” y alargar su vida útil “en más de 16 años”. Así, “albergaría más de cinco millones de residuos, algunos de ellos tóxicos”, al tiempo que aprovecharía los residuos susceptibles de entrar en combustión “para vender 25.000 toneladas a las cementeras al año”. Por ello, la organización cree que en lugar de una modificación de la autorización actual, lo pertinente sería solicitar una nueva.

Ante este posible escenario, Ecologistas rechaza en sus alegaciones “la ampliación de capacidad del vertedero y la instalación de una planta de mezcla de residuos para coincineración en cementera” por considerar que “acrecienta los riesgos del conjunto del complejo”, tras el reciente incendio de la planta de Geocycle (Holcim) en Albox, única instalación dedicada a esta actividad en Andalucía. Es más, Romero aseguró que “tras la comprobación del manifiesto incumplimiento de la AAI anterior” -evidenciado a su juicio por tres expedientes sancionadores y las investigaciones del Seprona por supuestas prácticas "irregulares" en la gestión de los residuos- y la importancia de los impactos generados por el vertedero, lo oportuno es adoptar “una resolución de cierre del vertedero” en la que se planteen las condiciones de esa clausura y las obligaciones de Befesa con la gestión posterior de las instalaciones clausuradas.

En cuanto a la motivación que ha llevado a la Consejería de Medio Ambiente a iniciar el proceso, Ecologistas cree que atiende, en primer lugar, a que la Administración autonómica “por fin reconoce que ha habido hechos muy graves en el funcionamiento de las instalaciones”. Como ejemplos, Romero citó problemas en el transporte de residuos debido a diversos accidentes en las carreteras de la provincia, así como los vertidos al río Tinto, un espacio protegido “usado por Befesa como el retrete tóxico de media Europa”, y la “nube de polvo que afecta con un olor insoportable a Nerva, Berrocal, El Madroño y a otros pueblos”. Por todo ello, la organización cree que Medio Ambiente está interesada en tramitar esta modificación de la autorización. No en vano, recordó que desde el incendio del 15 de abril, el consejero de Medio Ambiente, Juan José Díaz Trillo “mandó a un agente de Medio Ambiente a vigilar las 24 horas el funcionamiento de las instalaciones”.

Reproche al Ayuntamiento

El portavoz de Ecologistas en Acción, Juan Romero, criticó también que después de que el Ayuntamiento de Nerva asegurara en la anterior autorización ambiental que ya no estaba dispuesto a darle más licencias a Befesa para la ampliación del vertedero, ahora -tres años después- la empresa vuelva a plantear un recrecimiento. Por todo ello, pidió a Befesa que agote el ciclo y busque un lugar alternativo, ya que sus actividades se desarrollan “a 600 metros de donde viven las personas” y eso es “insoportable”.

Befesa niega que tenga intención de ampliar las instalaciones

La empresa asegura que mantendrá las capacidades de la autorización obtenida en 2008

La empresa que gestiona el vertedero de Nerva, Befesa Gestión de Residuos Industriales, aseguró ayer que la revisión de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) que promueve la Consejería de Medio Ambiente no supondrá una ampliación de las instalaciones. Así, en respuesta a las alegaciones presentadas por Ecologistas en Acción, que teme que Befesa aprovechará esta modificación para incrementar su capacidad y hacer negocio, la firma apuntó que esta medida “no implica una alteración de la capacidad del vertedero”, ya que “se mantienen las capacidades aprobadas en la AAI concedida en 2008”. De esta forma, añadió que la revisión de este permiso relacionado con la normativa europea responde a la introducción de “mejoras” en el centro de gestión de residuos de Nerva, ya que se actualizarán los controles a efectuar y los parámetros de seguimiento.

Befesa precisó que los cambios que se van a ejecutar se consideran, en términos técnicos “modificaciones no sustanciales” y se refieren a tres actuaciones básicas. La primera tiene que ver con el desmantelamiento de la planta de valoración de residuos de Palos de la Frontera, también gestionada por Befesa, que se prevé trasladar al Centro de Nerva. La segunda mejora afecta a la planta de lixiviados, que aumentará su capacidad de tratamiento. Y la tercera apunta a la red interna de recogida de aguas pluviales. “Todas estas modificaciones conllevan unas fuertes inversiones y tienen por objeto modernizar la instalación para ofrecer más garantías en el servicio medioambiental que desarrolla la empresa en estas instalaciones”, indicó la gestora del vertedero.

En la misma línea, Befesa valoró que, aunque es cierto que hay abiertos varios expedientes por parte de la Administración autonómica, hasta la fecha “no se ha evidenciado ningún incumplimiento de la AAI ni acreditado ninguna irregularidad en el funcionamiento del Centro de Nerva”. Un punto en el que destacó que los análisis realizados por un laboratorio externo de las aguas supuestamente contaminadas vertidas al río Tinto y que provocaron una denuncia del Seprona “han dado negativo”, para confirmar así lo que ha mantenido la empresa desde el primer momento. No obstante, pese a todo ello, el PP de Nerva exigió ayer una reunión urgente y pública de la Comisión de Seguimiento. Los populares rechazan, según explicaron, “la pretensión de recrecimiento de los vasos de residuos peligrosos y no peligrosos”, así como prolongar su vida útil en “16 años más” con una capacidad total de 7.382.000 toneladas de residuos no peligrosos y 2.300.000 de peligrosos.

Elena Llompart / S.P. / Huelva Información

Viernes, 08 de Julio de 2011 15:42. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris