Facebook Twitter Google +1     Admin

La Junta decreta el cierre cautelar del vertedero de Nerva tras un incendio

El Ayuntamiento exige a Medio Ambiente que esclarezca las circunstancias que provocaron la combustión del vaso de residuos no peligrosos · El fuego estuvo activo durante más de cinco horas

NERVA. El último incendio registrado durante la madrugada del pasado martes 12 de julio en el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos que la empresa Befesa Gestión de Residuos Industriales administra en Nerva se ha convertido en la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de la Junta de Andalucía, que terminó ayer por decretar su cierre cautelar. La Consejería de Medio Ambiente ha tomado esta decisión en virtud de lo establecido en la normativa del ramo, en concreto, en el artículo 162 de la Ley 2/2007 de 9 de julio de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental, por el que se adoptan las medidas de seguridad y control estrictamente necesarias para la protección de las personas y el medio ambiente, ya que los hechos podrían ser constitutivos de infracción administrativa.

El acuerdo de inicio de expediente informativo y adopción de medidas cautelares requiere a la empresa que presente en el plazo improrrogable de diez días una relación detallada de los residuos depositados en las últimas dos semanas en la celda del vaso donde se ha producido el incendio, así como un cronograma de los trabajos realizados en la zona afectada por el incendio y, en caso contrario, señalar el tiempo que llevaban sin realizarse trabajos en la misma. Además, la Junta ha solicitado a la gestora del vertedero un análisis pormenorizado de las posibles causas del incendio, el acotamiento, sin perjuicio de las labores de extinción y sofocamiento del fuego de la zona afectada por el fuego con el objeto de realizar “las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos”, a la vez que pide la presentación de un informe detallado de la deposición de los diferentes tipos de residuos, especificando si la misma se realiza en capas, estratos, bloques o celdas.

De este modo, la Administración regional atiende la petición del Ayuntamiento de Nerva, que instó a la Junta a adoptar cuantas medidas fueran necesarias para garantizar la seguridad en la polémica instalación, procediendo al cierre cautelar de la misma hasta el esclarecimiento de las circunstancias que han provocado su combustión y, todo ello, en aras del bienestar de la población. El Consistorio minero exigió también a la Consejería de Medio Ambiente que arroje luz sobre las circunstancias que han causado la combustión del vaso de residuos no peligrosos y que se analice la posibilidad de que el incendio fuera espontáneo, así como que se informe a la Administración local sobre el curso y la conclusión de las investigaciones. También se ha solicitado desde la Corporación Municipal que se depuren todas las posibles responsabilidades por los hechos acaecidos y que se garantice la gestión de la planta en condiciones “óptimas y seguras” para la ciudadanía, informando sobre las medidas adoptadas en relación con la gestión de los residuos y los protocolos de actuación de la empresa gestora.

Con precedentes

Esta no ha sido la primera vez en la que el vertedero de residuos tóxicos y peligrosos de Nerva registra algún incendio desde su creación a finales de la década de los 90 del siglo pasado. A decir verdad, han sido numerosos los incidentes de este tipo registrados desde entonces. Los primeros fuegos que se llegaron a producir en las instalaciones de Befesa se llegaron a calificar como actos vandálicos provocados por afines al movimiento antivertedero, pero, según los ecologistas de la zona, el tiempo ha venido a darles la razón, ya que, como afirman los conservacionistas, todo apunta a una mezcla indiscriminada de residuos.

El último incendio registrado ha seguido los mismos parámetros que sus predecesores, ya sea por la mañana, tarde o noche, en este caso sucedió a las 23:30 horas del lunes pasado y durante gran parte de la madrugada del 12 de julio, los agentes de Medio Ambiente detectaron llamas en el vaso de residuos no peligrosos. Como consecuencia del suceso, se activó el Plan de Emergencias coordinado por el Centro de Coordinación de Emergencias (112), en el que intervienen efectivos del Cuerpo de Bomberos, Infoca, Protección Civil y las distintas Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. El inicio de los trabajos de extinción fue inmediato por parte de la primera brigada, mientras se avisaba a todo el personal disponible para reforzar la operación. Luego se personó en las instalaciones una dotación de bomberos de Riotinto a la que, con posterioridad, se unió otra de Valverde del Camino y otra del Infoca.

Tanto el alcalde de Nerva, Domingo Domínguez (PSOE), como su tercer teniente de alcalde y responsable del Área de Medio Ambiente, José Borrallo, acompañados por el resto del grupo municipal socialista, acudieron a la planta junto a efectivos de la Policía Local. Allí pudieron comprobar in situ la magnificencia del incendio contra cuyas llamas tuvieron que emplearse a fondo los bomberos. Las labores de extinción culminaron a las 3:00 horas, momento en el que quedó en la zona un retén de bomberos y personal de las instalaciones como servicio de vigilancia. A las 4:00 horas volvieron a brotar las llamas en algunos puntos aislados y fueron controladas sin excesivos problemas. Y lo mismo ocurrió a las 4.30 horas, por lo que se optó por la aportación de tierra para conseguir apagarlo por sofocación.

Juan A. Hipólito / Huelva Información

 

Lunes, 18 de Julio de 2011 15:30. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris