Facebook Twitter Google +1     Admin

Dependencia

El Campillo, que suma un nuevo empate ante el Zarza, se agarra a los pinchazos de sus competidores para aferrarse a los puestos de fase de ascenso

EL CAMPILLO. Dependencia de sus rivales. Ésta es la sensación que deja la trayectoria del Campillo C.F. en las últimas semanas, en la que ha suscrito cinco empates consecutivos ante Santa Olalla, Zalamea, CD Rubias, Nerva y, ahora, Zarza. Un nuevo reparto de puntos con el que se agarra más a los pinchazos de sus competidores directos por el ascenso, a los deméritos del resto, que a su propio potencial para aferrarse a la zona noble de la tabla. Y es que, pese a encadenar todo un mes sin cosechar ninguna victoria es segundo con 41 puntos (eso sí, empatado con el cuarto, sólo dos puntos por delante del quinto, el Valverde, y con uno o dos partidos menos disputados).

El 2-2 frente al Zarza sobre el césped del Francisco Valero Rojas es más doloroso, si cabe, que los tropiezos anteriores, y no sólo porque se tratara de un equipo asentado en la parte baja de la clasificación, sino debido a que los salvocheanos ganaban 2-0 antes del ecuador de la primera mitad, después de que Víctor Vizcaíno abriera la cuenta a los pocos segundos del pitido inicial y Darío la ampliara en el minuto 20 de juego. El viento, por tanto, soplaba a favor de los hombres de José María Coronado. Sin embargo, dos puntos volaron hacia la pedanía calañesa. Los locales se acomodaron y lo pagaron caro.

El veterano ariete campillero hacía presagiar un triunfo cómodo en las gradas cuando, muy atento, se adelanta al cancerbero Toni e introduce en las redes un envío desde la banda derecha al punto de penalti. La ventaja precedió a un verdadero cerco al portal del Zarza por parte de los de casa, que no sufrieron una llegada de peligro de su oponente hasta el minuto 9, cuando Manuel David respondió con una felina estirada a un tremendo disparo de Rafa. Los visitantes entregaban el cuero al conjunto blanquiazul con la esperanza de salir a la contra con el aval de la velocidad de su mejor argumento, Parrilla.

El dominio local surtió efecto en el minuto 20. Darío lanza una falta, el esférico roza de un modo leve a un defensor y se cuela en las mallas. Inalcanzable para el portero (2-0). La contienda era dulce para los de José María Coronado, que se gustaban con un toque fluido y frecuentes acercamientos a la meta contraria. El Zarza seguía fiel a su estilo, con entrega, garra y balones en profundidad hacia su referente en punta. Y la tuvo, pues, en el minuto 25, Parrilla recibe un servicio que le deja solo ante Manuel David. El arquero campillero estuvo más listo que él en el mano a mano. Pudo ser el 2-1; y tres minutos después Justo tuvo en sus botas el 3-0, truncado por una rápida acción de José Luis.

La tranquilidad del 2-0 pareció adormecer al Campillo en la segunda mitad, que se sumió en un mar de imprecisiones mientras el Zarza, sin romper su guión, exhibía sus armas: seriedad en la retaguardia y salidas descaradas al contragolpe. Una constancia que tuvo premio. Un ataque por la banda derecha, ayudado por un fallo de la zaga local, habilitó a Parrilla para que se  adentrara en el área y asistiera, con un pase atrás, a Rafa, quien, en semifallo, superó a Manuel David. Era el minuto 59. Los visitantes acortaban las distancias (2-1). Y dos minutos después, sin tiempo para digerir el tanto, un balón en profundidad gana la espalda de los centrales y el omnipresente Parrilla se planta ante el arquero salvocheano y establece las tablas en el marcador con una vaselina.

El público no salía de su asombro. La victoria se escapaba una vez más. No obstante, quedaba media hora de juego por delante. Pero no fue suficiente. Los blanquiazules lo intentaron. Sin embargo, se diluyeron en un querer y no poder. Buscaban la portería del Zarza más con el corazón que con la cabeza y el 2-2 ya no se movería del casillero, fruto también del orden del que hizo gala la escuadra forastera hasta que el colegiado dio por concluido el envite. El empate sabía a gloria a los visitantes y a cicuta a los campilleros, que veían cómo se marchaba de su estación un nuevo tren hacia el afianzamiento en la zona de privilegio.

CAMPILLO-ZARZA: 2-2

CAMPILLO: Manuel David, Jorge (Pino, 54’), Fernando Pineda (Salvi, 70’), Rubén (Jero, 39’), Israel, Darío, José Mari, Liberto, Emilio (Víctor, 62’), Vizcaíno y Justo.

ZARZA: Toni, Sergio, Juanlu, José Luis (Manu, 85’), Cueco, Josedo, Lirongo, Raúl (Simón, 77’), Carlos (Gallego, 46’), Rafa (Pablo, 66’) y Parrilla.

Árbitro: Adame Delgado auxiliado por Rodríguez Ortíz y Limón Rodríguez. Bien en un partido que no le presentó demasiados problemas. Amonestó a los locales Salvi (75’) y Liberto (90’) y al visitante José Luis (83’). Prolongó la segunda mitad cinco minutos.

Goles: 1-0, Vizcaíno (1’). 2-0, Darío (20’). 2-1, Rafa (59’). 2-2, Parrilla (61’).

Incidencias: Partido disputado en el Municipal Francisco Valero Rojas de El Campillo.

Viernes, 16 de Marzo de 2012 10:14. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris