Facebook Twitter Google +1     Admin

Expertos ven peligrar Corta Atalaya y Bella Vista con el proyecto de Emed

Alertan de que la empresa prevé inundar el yacimiento hasta su máximo nivel, lo que la convertiría en un lago · Avisan de que el “hundimiento” del talud sur podría conllevar el “hundimiento” del histórico barrio inglés

CUENCA MINERA. La explotación de la mina de Riotinto, tal y como la contempla Emed Tartessus en su proyecto, pone en peligro tanto la Corta Atalaya, uno de los principales atractivos turísticos de la provincia, como el histórico barrio inglés de Bellavista, situado al sur del emblemático yacimiento minero declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y calificado con tres estrellas, las mismas que la Catedral de Sevilla, por la prestigiosa Guía Michelín. Así lo consideran varios expertos en minería en un informe presentado al Ayuntamiento de Minas de Riotinto por el ingeniero José Antonio Paramio Joaquín, consultor minero profesional con más de 20 años de experiencia y conocedor del enclave minero de Corta Atalaya y Pozo Alfredo.

En el informe, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO DE HUELVA, se explica que el proyecto de Emed -que contempla la explotación de la mina de Cerro Colorado- prevé dejar que el agua que inunda la Corta Atalaya “llegue a su nivel de desagüe superior, al túnel 11, para por él desaguar al Tinto a través de Cerro”. Las consecuencias de ello, según el informe, no podrían ser peores para el patrimonio histórico y natural de Riotinto, y no sólo porque la Corta Atalaya se convertiría en una especie de lago sin “ningún atractivo turístico”, sino porque el “hundimiento” de la pared o talud sur de la mina pone en “peligro serio de hundimiento” las viviendas del norte de la barriada de Bella Vista, incluido la Casa Consejo y las edificaciones más próximas a la zona sur de Corta Atalaya.

Esta realidad de la que advierten los expertos difiere mucho de la situación de la mina durante sus años de explotación, cuando el yacimiento se mantenía vacío hasta el túnel 32, desde donde se bombeaba el agua hasta el nivel 16 para, desde ahí, desaguar por gravedad hasta Cerro Colorado. Si se tiene en cuenta que cada túnel de la Corta mide unos 12,5 metros, resulta extrema la diferencia entre que la inundación se quede en el nivel 32 o que alcance el 11, ya que la inundación superaría a la que tenía anteriormente en alrededor de 260 metros. El informe del ingeniero José Antonio Paramio defiende, precisamente, que se aplique la misma alternativa que desarrollaba MRT hasta 2003: “Corta Atalaya debe ser desaguada por el túnel 16 y mantenida seca para desarrollar su potencial turístico”, asegura.

Al margen de esta propuesta de cara al futuro, los expertos advierten también del daño que, a su juicio, Emed Tartessus ha causado ya en la Corta Atalaya. En concreto, indican que la situación actual de este yacimiento “no es que sea grave, sino terminal”, tras lo que alertan de que “las posibilidades de que Corta Atalaya vuelva a ser como la conocimos en su día son muy remotas y pasan por una actuación inmediata” de Emed Tartessus como “único responsable”. El informe detalla los motivos. En concreto, el ingeniero asegura que “Emed, desde que toma el control en 2008, hace caso omiso a la estructura de Corta Atalaya” y deja de mantener las regatas perimetrales que impiden que las aguas pluviales externas saturen el talud, los drenajes insertados para descargar el agua y las fracturas que “progresivamente” aparecen en el talud. Además, indica que “un informe de la Escuela de Minas encargado por la autoridad minera obliga a Emed a realizar una serie de actuaciones que nunca ha realizado”.

Frente a ello, los expertos reclaman “un plan de actuación cuanto antes porque el talud sur se encuentra en una situación de no retorno y cualquier atraso no haría sino incrementar el costo de las medidas a adoptar”. En concreto, ve urgentes un total de cuatro actuaciones: bombeo de las aguas por el túnel 16, reparación de las regatas perimetrales, recuperación de los drenajes y saneamiento de los hundimientos del talud sur.

La alcaldesa ya no ve “creíble” la empresa

Rosa Caballero dice que le “consta” que otras empresas están interesadas · Pide a la Junta que diga si Emed es capaz y que, si no, busque alternativas

La alcaldesa de Minas de Riotinto, Rosa Caballero, aseguró ayer que ha “perdido” toda la “confianza” en la compañía que promueve la explotación de la mina, Emed Tartessus, a la que acusó además de no ser creíble. “A día de hoy no tengo confianza”, señaló, tras lo que matizó que, “cuando llegué a la Alcaldía, tenía plena confianza en que Emed Tartessus tenía interés de hacer todas las gestiones necesarias para que no hubiese ningún impedimento”. Con estas declaraciones sorprendió ayer a los medios de comunicación la alcaldesa de un partido político, el PP, que hasta ahora ha centrado todas las últimas citas electorales en la defensa del proyecto minero de Riotinto frente a las “trabas” que, a su juicio, ha puesto la Junta de Andalucía. Rosa Caballero explicó algunos motivos por los que ha cambiado de parecer, entre los que citó el despido de personal, la contratación de empresas de fuera de la Cuenca Minera o los vertidos de “aguas contaminantes” al cauce público. “Ellos con sus gestiones han conseguido que la confianza que yo tenía se haya convertido en absoluta desconfianza”, apostilló.

Esta fue la principal novedad que aportó ayer la alcaldesa de Riotinto tras el comunicado que envió el día anterior a los medios de comunicación, donde pedía a la Junta que, si Emed no cumple, le exija “su renuncia al proyecto para que otros inversores, con todas las garantías, puedan abrir la mina”. Ayer insistió en esta idea, a lo que añadió que le “consta” que hay otras empresas interesadas en el proyecto. “Que la Junta diga si se va a abrir la mina, si va a ser Emed o que, si esta empresa no es capaz de cumplir todas las garantías, inicie las gestiones para que cualquier empresa interesada, que nos consta que la hay, cree empleo en la zona”. La alcaldesa de Riotinto hizo estas declaraciones ante los medios tras la polémica suscitada el pasado martes, cuando trascendió que el Ayuntamiento había pedido a la Junta la “paralización” de la Autorización Ambiental Unificada (AAU)_a Emed mientras la empresa no garantice la seguridad en los barrios de La Dehesa y El Alto de la Mesa. Ayer concretó que el proyecto podría conllevar el “hundimiento” de El Alto de la Mesa, donde residen, dijo, entre 500 y 600 vecinos. Tras reiterar su apoyo al renacer de la minería, Caballero señaló que dirigentes del PSOE la han acusado de querer paralizar la reapertura de la mina, lo que la alcaldesa calificó de “delictivo”.

Víctor Pineda / El Periódico de Huelva

Viernes, 19 de Abril de 2013 18:19. Pablo Pineda #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris