Facebook Twitter Google +1     Admin

El Ayuntamiento descarga sobre la Junta la contratación de un conserje para el colegio

20131113153059-ceip-la-rabida.jpg

PA y PP votan en contra de la moción con la que el PSOE les instaba a cubrir la vacante en el CEIP La Rábida, dado que “sólo así se puede cumplir con la competencia municipal de la vigilancia y el mantenimiento del centro”

EL CAMPILLO. El Ayuntamiento de El Campillo, gobernado por la coalición PA-PP desde los comicios de 2011, ha descargado la responsabilidad de contratar a un conserje para el colegio sobre la Junta de Andalucía. Ésto es lo que subyace tras la respuesta que ha emitido la alianza andalucista-popular a las decenas de escritos registrados, de manera individual y como forma de presión, por los padres y madres de alumnos del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) La Rábida con esa y otras demandas relacionadas, en su mayoría, con la subsanación de desperfectos y la mejora de la limpieza del recinto. Ambas formaciones políticas reforzaron luego su postura con su voto en contra de la moción con la que el PSOE instaba a nacionalistas y conservadores a cubrir esa vacante, pues es, como expuso en el Pleno la portavoz del grupo socialista, Susana Rivas, “la fórmula que mejor garantiza la vigilancia y el mantenimiento de este espacio público”, unas competencias que son, al igual que la de la limpieza, tal y como establece la normativa, exclusivamente municipales, “no de la Consejería de Educación, Cultura y Deporte”. Con ese argumento “volvéis a eludir vuestras obligaciones y, lo más grave, volvéis a engañar a la ciudadanía”.

Las quejas han aflorado a raíz de las deficiencias con las que comenzaba el curso 2013-2014 en el CEIP La Rábida, que abría sus puertas en septiembre “sin reunir las condiciones mínimas de higiene y seguridad”. Suciedad, persianas rotas, enchufes sin corriente eléctrica, paredes limpiadas o pintadas y grifos reparados por el propio personal docente, falta de control de la apertura y cierre de las instalaciones con el riesgo que ello supone de salida de alumnos (no en vano, llegó a escaparse una pequeña de tres años en los primeros días de clases) o de la posible entrada de personas ajenas a la comunidad educativa con intenciones desconocidas marcaban, “en términos negativos”, según sostienen desde el PSOE tras recoger la preocupación de numerosos padres, el inicio del presente ejercicio escolar. El quid de la cuestión descansa en la falta, desde el curso pasado, de una “pieza fundamental para el funcionamiento del colegio” como es el conserje y en la no realización durante la temporada estival de la limpieza general y a fondo que se suele llevar a cabo cada verano y que, en esta ocasión, “ha sido reemplazada por una actuación a marchas forzadas y, por tanto, insuficiente, en apenas dos días”.

Algunos de estos problemas, como afirmó la concejal de Sanidad, Consumo, Educación y Deportes, Sonia Ruiz, ya han sido corregidos, tales como el arreglo de las persianas o el portero automático, y el centro cuenta en estos momentos con el habitual equipo de limpieza de cada año. Con respecto a la figura del conserje, la edil andalucista lamentó que “las circunstancias económicas impiden hacer frente a esa necesidad”, algo a lo que la primera teniente de alcalde, la popular Manuela Caro, añadió que los propios profesores tienen horas de guardia en las que deben acometer esas labores de vigilancia y que hay un portero automático que regula la salida y entrada del centro. “Si los maestros han de ejercer las funciones de un conserje, vigilar las instalaciones, atender el portero automático... quién se encarga de enseñar a los niños”, se preguntan desde la Casa del Pueblo. Todo, sin olvidar las tareas de mantenimiento. “El conserje es una prioridad absoluta”, sentencian. “Sin su figura, incluso las deficiencias ya solventadas quedarán como meros parches y volverán a aparecer”, apostillan los socialistas, a los que no les vale el coste monetario como excusa, pues “en la última etapa ese puesto era ocupado por un policía local en segunda actividad y ustedes, por capricho, le encomendaron otro trabajo totalmente prescindible, por superfluo”.

Desde la bancada nacionalista-conservadora, tanto Manuela Caro como Sonia Ruiz, recordaron al PSOE que también está en peligro la plaza del auxiliar administrativo del CEIP La Rábida, “también importante” y cuya competencia sí es exclusiva de la Junta de Andalucía. La portavoz del grupo municipal socialista, Susana Rivas, replicó, en este sentido, que “por supuesto que lo es y conocemos ese asunto”, pero que no es menos cierto que en algo se han de notar esos 1.200 millones de euros que el Gobierno central “ha robado a nuestra comunidad autónoma en los Presupuestos Generales de 2014” y que obligan a “hacer encajes de bolillos para que no ocurra lo que la derecha quiere: la privatización de la educación pública, su conversión en un negocio para que sólo estudie aquel que se lo pueda pagar”. La moción, que, junto al punto del conserje, contemplaba el diseño de un Plan Especial de Mantenimiento y Conservación de las Infraestructuras Educativas dependientes del Consistorio y la habilitación de una partida presupuestaria fija en las cuentas locales que blinde su ejecución cada año, fue tumbada, finalmente, con los votos contrarios de los seis concejales que suman PA (cuatro) y PP (dos) frente a los cinco del PSOE.

Calefacción y mobiliario

Si bien el conserje es la necesidad “más perentoria” del CEIP La Rábida, no es la única. El colegio, distinguido recientemente como Promotor de Convivencia Positiva en el marco de la Red Andaluza ‘Escuela: Espacio de Paz’, mantiene, ya con el foco puesto en la Junta de Andalucía, la vieja reivindicación de un sistema de calefacción, a la espera del cual tanto la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) Los Cipreses como el propio centro han adquirido en los últimos tiempos algunos aparatos de aire acondicionado para su instalación en las aulas (el Ayuntamiento también aportó otros tres sobrantes del equipamiento de algún edificio municipal); sin olvidar la renovación del mobiliario, en especial, ante el siempre bienvenido incremento de alumnos matriculados en el presente curso 2013-2014, en el que se ha alcanzado la cifra de 190 niños. Sillas, mesas y algunas pizarras nuevas son los elementos que se solicitan, en este sentido, a la Consejería de Educación, Cultura y Deporte. La implantación de una superficie de goma o césped artificial que sustituya el arenero de la zona de recreo de Infantil, en el que, desde hace años, proliferan excrementos de animales callejeros que se cuelan en el recinto por los huecos del vallado; la reparación del sistema de riego por goteo para el mantenimiento de un césped que, en consecuencia, se halla en mal estado; y equipamientos básicos para las instalaciones deportivas (pesos de canastas...) son otras demandas.

Miércoles, 13 de Noviembre de 2013 12:42. Pablo Pineda Ortega #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris