Facebook Twitter Google +1     Admin

El PP rompe el pacto con el PA

La hasta ahora primera teniente de alcalde, Manuela Caro, expone en las redes sociales que no quiere formar parte más tiempo de un equipo de Gobierno que “no sabe o no quiere priorizar las más básicas necesidades ciudadanas” · Según se desprende de su anuncio, dejará gobernar a los cuatro ediles andalucistas en minoría

EL CAMPILLO. El PP rompe el pacto con el PA en El Campillo. Así lo ha hecho público la hasta ahora primera teniente de alcalde y líder del Partido Popular en la localidad minera Manuela Caro a través de las redes sociales. La principal razón, según expone en el texto, entre “multitud de factores”, es no querer formar parte durante más tiempo ni ser “cómplice silencioso” de un equipo de gobierno que “no sabe, o no quiere, priorizar las más básicas necesidades ciudadanas”. Una declaración con la que imputa a los andalucistas una presunta falta de capacidad que refuerza al afirmar que son dos años y medio “siempre  pendientes de las decisiones, en ocasiones, muy descabelladas” del alcalde, el nacionalista Francisco Javier Cuaresma, “para salir al encuentro y subsanar, en lo posible, las meteduras de pata”. La conservadora asegura, incluso, que “en los últimos 14 meses sólo se han convocado comisiones de gobierno, función inexcusable del regidor, para dar respuesta a las cuestiones planteadas por la oposición (constituida por los socialistas) en los plenos ordinarios”, que se celebran cada tres meses.

Manuela Caro, no obstante, deja entrever que el propósito de su grupo, compuesto por dos concejales, es dejar gobernar a los cuatro ediles del PA en minoría (el PSOE cuenta con cinco escaños en el Ayuntamiento salvocheano) durante lo que resta de mandato. Ésta es la intención también del Partido Andalucista. Desde sus filas, el portavoz municipal, José Manuel Rodríguez, que no ha querido entrar a valorar ni dar excesiva importancia a los argumentos aportados por la primera teniente de alcalde, al entender que “no son más que la obligada justificación de una postura que seguramente tampoco habrá sido fácil para ellos”, ha ratificado que la formación nacionalista que encabeza Francisco Javier Cuaresma mantiene intacto el compromiso que asumió en 2011 al acceder a la Alcaldía. Desde el PSOE, por su parte, su secretaria general y portavoz en el Consistorio, la también diputada provincial Susana Rivas Pineda, ha mostrado “total cautela” y “respeto” a dos fuerzas de las que esperamos “responsabilidad”.

La ruptura se produce a menos de un año y medio de las Elecciones Municipales, por lo que no se puede descartar que se trate de una maniobra estratégica del PP con la mirada puesta en que sean sus hasta ahora socios los que paguen las consecuencias del desgaste y la gestión en las urnas, con lo que se certificaría la hipótesis del abrazo del oso. A ello apunta, al menos, una salida en medio de un fuerte vendaval de acusaciones. Más allá de esto, el divorcio supone el fin de una alianza que no ha estado exenta de fricciones desde que arrancara la legislatura en 2011. La última conocida, la desautorización por parte de Manuela Caro a Francisco Javier Cuaresma en su compromiso de adelantar la mitad de la subvención anual al Campillo C.F. para que pudiera comenzar la presente temporada, una decisión parada sobre la campana por la dirigente popular y que obligó a los andalucistas a prestar el dinero al club de fútbol local con fondos propios. Desde el PA, José Manuel Rodríguez ha dado normalidad a estos desencuentros que, según él, son “lógicos” en el marco de un equipo formado por dos opciones ideológicas distintas en el que, en consecuencia, “hay que debatir y negociar hasta llegar a acuerdos”.

 

Texto íntegro publicado por la hasta ahora primera teniente de alcalde de El Campillo, Manuela Caro (PP), en su muro de facebook:

“Buenas tardes, hoy día 18 de diciembre de 2013, hemos renunciado a todas las delegaciones y nombramientos en la corporación municipal. Muchos campilleros/as, conocen las causas, o al menos, las intuyen. El Pacto PA-PP, se ha roto. Hay multitud de factores que han provocado la decisión del grupo del PP de El Campillo, la más importante, no poder seguir formando parte de un grupo de gobierno que no sabe, o no quiere, priorizar las más básicas necesidades ciudadanas. Al principio, todos los fallos se achacaban a que teníamos que pasar por el procedimiento de adaptación, como grupo, y a la falta de recursos materiales en las que nos encontramos las arcas municipales. Tras dos años y medio de pacto, y de intentos de que el grupo cohesionara y trabajara en la línea de una gestión basada en la programación, la priorización de las necesidades y la elaboración de objetivos; el trabajo en equipo y la defensa de proyectos fundamentales para la mejora de la calidad de nuestros ciudadanos, poniendo multitud de proyectos y alternativas, que muchas se han limitado a quedarse recogidas en papeles reciclados. Siempre esperando ese momento de madurez, como equipo, sin llegar a conseguirlo. Siempre pendientes de las decisiones, en ocasiones, muy descabelladas del líder del equipo de gobierno. Siempre saliendo al encuentro para subsanar, en lo posible, las “meteduras de pata” y siempre dispuestos a buscar nuevas alternativas y propuestas, inclusos formativas, para que el obligado entendimiento se diera para la mejor gobernabilidad de nuestro municipio. No ha sido posible, y no queremos seguir siendo cómplices silenciosos, ni decir No, dónde queremos decir Si, ni Si, dónde queremos decir No. En los últimos 14 meses, sólo se han convocado comisiones de gobierno, función inexcusable del Alcalde, para dar respuesta a las cuestiones planteadas por la oposición en los plenos ordinarios (cada Tres meses). Con todo ello, siempre hemos conseguido mantener una relación de respeto mutuo, que a mi entender, debe seguir dándose por el respeto que le debemos a nuestros vecinos y sobre todo, porque nunca debemos olvidar que el servicio a los demás, requiere de sacrificios y de buscar los intereses generales en detrimento de los particulares y es por todo ello, que desde hoy, y para seguir respetando las decisiones de los campilleros/as en las Urnas y garantizar la gobernabilidad de nuestro pueblo, el PA, comienza a gobernar en minoría y el PP, con sus dos concejales, pasa a ocupar el puesto de grupo en la oposición y con la firme intención de hacer una oposición responsable y basada en el respeto que nos merecemos como conciudadanos. Vamos a procurar que la gobernabilidad sea posible, no debe ser difícil, teniendo en cuenta, que lo peor ha pasado, y, que la economía del Ayuntamiento está muy purificada, en estos momentos. Hemos dejado una situación muy saneada y muchos proyectos encima de la mesa, el tiempo y los ciudadanos se encargarán de evaluar y nosotros estaremos atentos, desde la oposición, para que el equipo de gobierno se intente convertir en un grupo productivo, rentable y que ofrezca a los campilleros/as las mejoras que necesitamos. Seguiremos estando disponibles para los ciudadanos y para colaborar en todo aquello que mejore nuestro entorno y calidad de vida. Felices fiestas y un mejor año 2014, lleno de salud, trabajo y felicidad”.

Viernes, 20 de Diciembre de 2013 15:12. Pablo Pineda Ortega #. El Campillo

Comentarios » Ir a formulario



gravatar.comAutor: Pablo Pineda Ortega

Una ruptura que confirma el abrazo del oso de un PP que quiere arrojar sobre el PA todo el peso de unas culpas que son compartidas y de una bochornosa gestión de la que ambos son responsables directos, como actores protagonistas, no como meros cómplices.

Fecha: 07/01/2014 18:27.


Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris