Facebook Twitter Google +1     Admin

Derrota con duros efectos psicológicos

El Campillo perdió ante el Castillejos tres puntos que le podían haber devuelto a la tercera plaza y cae al sexto puesto

ZALAMEA LA REAL. Había más que tres puntos en disputa en el Perea Anta. El Campillo, aunque aún quede toda la segunda vuelta del campeonato por delante, se jugaba buena parte de sus aspiraciones ante el Castillejos, porque una victoria habría actuado como un golpe de autoridad de los mineros sobre la mesa, como una presentación firme y sólida de su candidatura a disputar las eliminatorias de ascenso a Regional Preferente. Incluso, con el pinchazo del Nerva ante el Cumbres Mayores (3-2), el triunfo le habría devuelto a la tercera posición de la tabla. Sin embargo, la derrota emergía como una situación con efectos perversos para la moral de los pupilos de Arsenio Piñero, que, tras toda la temporada en los puestos nobles de la clasificación, empiezan a ver cómo se les escurre de sus manos las opciones de acenso. Los blanquiazules, por tanto, apostaban a doble o nada y la moneda cayó del lado de la cruz.

Los locales salieron a por el partido desde el primer momento, con un incisivo Javier Vespasiano en el ataque, pero pronto, el mayor físico del Castillejos llevó el equilibrio al césped artificial zalameño para trasladar el choque a un ambiente soporífero, aburrido, sin ocasiones de gol en ninguna de las porterías. Sólo una jugada aislada podía decantar el encuentro para uno u otro contendiente… Y la suerte sonrió al visitante en forma de jarro de agua fría para los campilleros: una falta botada por Ginés es aprovechada por Marcos para, ante la desafortunada salida del cancerbero Manuel David, establecer el 0-1 en el marcador (25’). Un resultado con el que se llegaría al descanso después de que en el 37’ un tiro de Javi Vespasiano se paseara por delante de la meta defendida por Pérez.

Quedaban 45 minutos para que los de Arsenio Piñero buscaran la remontada, pero el Castillejos, con mucho oficio, tenía muy claro su papel. A su fortaleza y orden defensivo, añadieron continuas pérdidas de tiempo para la desesperación de la grada. Apenas hubo minutos de juego real en la segunda mitad, lo que impidió a los locales aproximarse con verdadero peligro al portal visitante. Así se llegó al 71’, en el que un injusto penalti terminó por minar las esperanzas del Campillo en sacar algo positivo. Ginés anotó la pena máxima y, en consecuencia, sacó del partido a la escuadra blanquiazul, que cae a la sexta posición. No obstante, aún tiene a tiro de un partido a Nerva y Beas (tercero y cuarto). Con este último, además, tiene que medirse en casa para recuperar el encuentro aplazado por el reciente temporal de nieve que azotó la provincia. Ahí, casi con toda seguridad, estará la clave, el ser o no ser.

Campillo:

0

Castillejos:

2

 

Campillo:

 

Manuel David, Jorge, Javi Pinilla, Ale, Fernando, Samuel, Jairo (Gordillo, 67’), Raúl, José Miguel, (Jero, 69’), Emilio (Dani Rachón, 62’) y Javi Vespasiano.

 

Castillejos:

 

Pérez, Cabra, Ginés, Nimi, Marcos (Juan, 90’), David (Pepe, 60’), Boba (Joselito, 86’), Güisque, Ale, Uva (Esteban, 81’) y Jhonny.

 

Goles:

 

0-1, Marcos (25’). 0-2, Ginés (71’), de penalti.

 

Árbitro:

 

Quesada Bodín, auxiliado en las bandas por Marín Gómez y N’sue Moto. Demasiado permisivo con las pérdidas de tiempo del equipo visitante y señaló un penalti inexistente que significó el segundo tanto foráneo. Vieron la amarilla los locales Fernando (61’) y Ale (71’); y los castillejeros Ginés (57’), Pepe (77’), Ale (78’) y Marcos (82’).

 

Incidencias:

 

Partido correspondiente a la décimo cuarta jornada del Grupo II de Primera Provincial disputado en el Perea Anta de Zalamea la Real ante unos 50 espectadores en una tarde soleada.

Sábado, 30 de Enero de 2010 13:33. Pablo Pineda #. Deportes

Comentarios » Ir a formulario

pablopineda

No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.

(opcional)





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris