Facebook Twitter Google +1     Admin

La Junta certifica la viabilidad ambiental de la mina de Río Tinto

20140117154303-mina-de-rio-tinto.jpg

Emed obtiene el informe de compatibilidad, paso previo a la AAU que Medio Ambiente redactará en un mes · Trafigura, matriz de Matsa, logra financiación para la ampliación

CUENCA MINERA. Incógnita despejada. El proyecto de reapertura de la mina de Río Tinto es compatible con la legislación vigente en materia de Medio Ambiente. Así lo determina el informe de compatibilidad ambiental que la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha concedido a la compañía que lidera este proyecto, Emed Tartesus. Tras siete años de trámites, la filial de la multinacional chipriota Emed Mining enfila ya, por tanto, la reactivación de la línea del cobre en la Faja Pirítica al contar con uno de los permisos administrativos más relevantes de cara al inicio de la explotación, ya que el informe emitido es el paso previo a la redacción, también por parte de Medio Ambiente, de la Autorización Ambiental Unificada (AAU), requisito indispensable para iniciar la actividad.

En declaraciones a Huelva Información, la directora general de Industria, Energía y Minas de la Junta, María José Asensio Coto, explicó ayer que el informe determina que no existe incompatibilidad ambiental en ninguno de los aspectos del proyecto: fauna, flora, agua, calidad del aire o espacios protegidos, entre otros. Según la responsable, la AAU se redactará sobre toda esta información, que determina que “Medio Ambiente ha revisado el proyecto y ha determinado que existe una compatibilidad ambiental”. De esta forma, la AAU implicará un desarrollo más pormenorizado de algunos puntos de este informe, ya que se recogerán “recomendaciones” y “condicionados” a tener en cuenta. “Este documento es muy importante porque despeja incertidumbres. Medio Ambiente ya ha dicho que el proyecto es compatible con la normativa y la AAU dirá qué es lo que hay que mejorar”, resumió la responsable.

La apertura del trámite de información pública del procedimiento de AAU fue publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) el pasado 13 de septiembre y la Administración autonómica pretende que la reapertura de este proyecto minero no se dilate más en el tiempo. Por ello, desde la Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo barajan que esta autorización final podría estar lista en un mes para que la explotación comience esta primavera. En este línea, con la mirada puesta en la reapertura de esta mina, que cerró en el año 2000, Emed Tartessus asegura que ha invertido ya 100 millones de euros y calcula que el proyecto generará alrededor de 400 puestos de trabajo directos y ocupa una superficie de unas 2.000 hectáreas.

La de Emed no es la única iniciativa de la Faja Pirítica Ibérica pendiente de una resolución por parte de la Junta de Andalucía. También lo está el proyecto Mina Sotiel, en Calañas, promovido por Minas de Aguas Teñidas (Matsa). Su matriz, Trafigura Beheer B.V, aprobó el 9 de enero en Ginebra la puesta en marcha de este proyecto, después de que Matsa investigara el yacimiento desde junio de 2011, para lo que obtuvo permiso por parte de la Administración autonómica y “en unos meses” espera contar con los nuevos permisos para iniciar la explotación. La extracción futura de mineral en Sotiel, así como en Magdalena (Matsa invertirá este año 28 millones de euros en el proyecto de investigación de esta última mina, situada junto a Cueva de la Mora) se realizará de cara a la ampliación que proyecta la compañía. El objetivo pasa por duplicar la producción hasta los 4,4 millones de toneladas al año (12.000 toneladas por día) y, según las previsiones, en la primera fase de explotación, Mina Sotiel aportaría a este nada desdeñable reto unas 550.000 toneladas de mineral anuales.

Sin embargo, la construcción de las instalaciones para el tratamiento del nuevo mineral, que fue presentada el 18 de octubre de 2012, está bloqueada desde hace tres meses, ya que Piritas de Huelva S.L (propietaria de las 152 hectáreas de terrenos sobre los que se acometería la ampliación, que están ubicadas cerca de la vía del tren de Valdelamusa, así como frente a la actual balsa de estériles de la explotación minera) no ha accedido a su venta al exigir los antiguos mineros el pleno empleo en la pedanía. La fecha para rubricar la compraventa fue fijada para el 8 de octubre de 2013 y desde entonces no ha habido contactos de ningún tipo entre las partes. Así lo indicó ayer el presidente del Consejo de Administración de Piritas de Huelva S.L., José Fernández Pasión.

No obstante, la compañía firmó el 5 de septiembre un acuerdo con el Ayuntamiento de Cortegana en el que se acordaron rebajas fiscales a cambio de mantener el 30 por ciento del empleo local (sin circunscribirlo a Valdelamusa), otro 30 por ciento futuro y una inversión de 200.000 euros en distintas iniciativas, 130.147 euros de ellos para adecentar las calles de Valdelamusa. Después de que el Pleno del Ayuntamiento corteganés diera luz verde el mes pasado a la aprobación inicial del cambio de la tipología del suelo sobre el que Matsa planea la ampliación (de especial protección a rústico), la compañía movió ayer ficha al afirmar que la reapertura de Mina Sotiel y el proyecto de ampliación son “una muestra más” de la apuesta del gigante mundial de las materias primas “por Andalucía”. En este sentido, recordó que Trafigura invertirá 300 millones de euros en la ampliación, para lo que firmó hace una semana una “financiación externa con entidades bancarias por un importe de 150 millones de dólares”.

Bolidén, vetada en el concurso público para reabrir Aznalcóllar

La Junta de Andalucía convocó ayer el concurso público internacional para la explotación de la mina de Aznalcóllar, en el que se veta a la multinacional Bolidén, que explotaba el yacimiento cuando se produjo el vertido tóxico en 1998, así como a cualquier empresa que tenga relación con la misma. Es la primera vez que en España se abre una licitación de este tipo para una explotación minera, según destacó el consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, José Sánchez Maldonado, quien vinculó esta decisión al “interés por elegir el mejor proyecto posible y con las máximas garantías medioambientales”. Un punto en el que garantizó que Bolidén “no tiene cabida en este proyecto porque todavía no ha pagado a los andaluces lo que costó la reparación del daño”, cifrado en 89,6 millones de euros.

El consejero destacó que el proyecto nace con el respaldo de todos los grupos del Parlamento de Andalucía, que han ratificado el decreto ley para una licitación que calificó como “hito de la minería en la comunidad autónoma que va a marcar un punto de inflexión en la historia de este sector” en un momento en el que “la demanda de metales ha crecido, sobre todo desde China e India”. La convocatoria, publicada ayer en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) y en el Diario Oficial de la Unión Europea (DOUE), inaugura a partir de ahora un plazo de tres meses, hasta el 16 de abril, para la presentación de ofertas. De las que concurran, se seleccionarán tres en un máximo de otros tres meses (se prohíbe el uso de este tipo de depósitos para residuos).

Para ello, se establecerá una calificación máxima de cien puntos distribuidos en capacidad técnica (hasta 30 puntos), anteproyecto (40) y soluciones ambientales (30). Posteriormente, en una segunda fase, a las preseleccionadas se les darán cinco meses para presentar el proyecto. El director general de Innovación, Industria y Energía, Vicente Fernández Guerrero, explicó, en este sentido, que “las condiciones son extremadamente exigentes y el criterio medioambiental será el eje vertebrador”. Se apostará así por las empresas que “ofrezcan las soluciones medioambientales más novedosas”. En la misma línea, la directora general de Industria, Energía y Minas, María José Asensio Coto, expuso que la adjudicataria “deberá asumir el pasivo medioambiental existente, además de la restauración habitual que se exige a las explotaciones mineras”. La balsa de vertidos tóxicos de esta mina sufrió en 1998 una rotura que supuso el mayor vertido tóxico registrado en la historia de España y que puso en jaque al Parque Nacional de Doñana.

Con unas reservas constatadas de sulfuros polimetálicos (para la extracción de cobre, plomo y zinc, y también pirita, oro y plata) de 35 millones de toneladas, este yacimiento minero se encuentra enclavado en la Faja Pirítica Ibérica, la más importante de Europa (en un 60% se encuentra entre las provincias de Sevilla y Huelva). Con una superficie de casi 950 hectáreas, la explotación de Aznalcóllar tiene, además, según las estimaciones, unos 45 millones de toneladas de recursos probables, de modo que su explotación podría extenderse mucho más allá de los diez años una vez que se desarrollen los correspondientes proyectos de investigación.

ELENA LLOMPART / HUELVA INFORMACIÓN

Viernes, 17 de Enero de 2014 15:33. Pablo Pineda Ortega #. Cuenca Minera

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris